Entre más kilos, menos felicidad

Relación entre el aumento de peso y la felicidad
Relación entre el aumento de peso y la felicidad

Alguna vez se han preguntado por qué las personas que sufren de sobrepeso u obesidad pasan sus vidas entre dietas, ejercicios, medicinas, tratamientos homeopáticos, psicoterapias, entre otras, para bajar de peso?. Estudios científicos han demostrado que a mayor kilo de peso corporal menor es el sentimiento de felicidad de la persona, cayendo así el mito “los gorditos son alegres”.

Las personas con sobrepeso u obesidad no disfrutan más que las personas delgadas, más bien, sufren más de enfermedades cardiovasculares  y degenerativas, duermen peor, sus relaciones sexuales no son satisfactorias y se deprimen más.

Está demostrado que cuando sube la balanza proporcionalmente baja la calidad de vida de la persona.

El fenómeno del sobrepeso ya no se reduce a un problema de salud exclusivo de adultos de países desarrollados, el problema ha ido en aumento y hoy en día se habla de “pandemia” visto que no solo han aumentado alarmantemente los casos de obesidad en países desarrollados sino que también hoy en día es un problema de salud pública en los países en vía de desarrollo o subdesarrollados, además del creciente número de niños obesos en todo el mundo.

Las causas muchas, el cambio de los hábitos alimentarios en los últimos 50 años, la brusca disminución de la actividad física, el aumento de los trabajos sedentarios, el cambio de juegos al aire libre por videojuegos y computadoras, el frenético ritmo de vida, la casi inexistente comida familiar, la industrialización de los alimentos, la publicidad, el éxito de las cadenas de alimentos rápidos y comida chatarra entre otros.

Investigaciones publicadas en el Annals of Internal Medicine concluyen “Tener un Ligero sobrepeso – 3 ò 4 Kg de más – disminuye la expectativa de vida en 3 años”; mientras que en la Revista Archives of General Psychiatry, afirman que las personas obesas tenían un 55% más posibilidad de sufrir de depresión, y 58% estaban deprimidas.

El sobrepeso se permite solo en casos específicos como durante la gestación (siempre y cuando esté dentro de los parámetros establecidos dentro la norma por mes de gestación), y en casos de enfermedades que conllevan retención de líquidos como la insuficiencia cardíaca o cuando se hace uso de medicamentos como los corticoesteroides que hacen retener líquido corporal.; fuera de estas excepciones el tener mayor cantidad de grasa en el organismo es una bomba de tiempo para la salud, un enemigo silencioso.

Dentro de los principales problemas que ocasionan el sobrepeso y la obesidad son:

  • Mayor riesgo a enfermedades articulares y de los huesos: principalmente la osteoporosis, y desgaste de las articulaciones.
  • Mayor riesgo cardiovascular: infartos, dislipidemias (aumento de colesterol y triglicéridos en sangre), aumento de la presión arterial / Hipertensión arterial, obstrucción de las arterias
  • Baja las defensas anti cáncer
  • Baja Autoestima
  • Depresión
  • Infertilidad / Síndrome Metabólico
  • Diabetes Mellitus tipo 2
  • Problemas en las relaciones sexuales

 

Soluciones para este problema

El problema es multifactorial por ende la solución no es única. Se debe en primer lugar conocer cuál es la causa del sobrepeso, si es hormonal, es genética, es psicológica, es social, o una combinación de varios factores causales. Una vez determinada la causa se pueden afrontar e ir progresivamente atacando este problema de salud mundial.

Por mi parte las recomendaciones generales para las personas que sufren de sobrepeso u obesidad, y se sienten solas y frustradas, son:

  • Pensar que no están solos, es un problema de muchos y es un problema que si tiene solución basta encontrar la causa y atacarla. Muchas veces nos dirigimos a personas equivocadas que han comercializado el mundo de las dietas y nutrición, causando gran frustración a las personas porque no logran a largo plazo su objetivo.
  • Dirigirse a profesionales calificados y serios en la rama de la alimentación y no poner su salud en manos de cualquiera.
  • Reduzca todo lo que sean alimentos que no dan aporte de nutrientes pero si aportan muchas calorías, como refrescos, dulces, grasas, fritos, etc
  • Coma bien, abundante pero sano, si tiene mucha hambre en cambio de comerse una gran cantidad de pan o un gran plato de pasta o arroz, coma la misma cantidad pero de vegetales o ensaladas y frutas.
  • Consuma jugos naturales de frutas sin azúcar y agua o infusiones sin azúcar (permitido los edulcorantes), al menos 2 – 3 litros diarios.
  • Camine lo más que pueda, deje de usar el ascensor y suba por las escaleras, no use el carro cuando no sea necesario, estacione lejos de donde va a ir para forzarse a caminar, haga actividades al aire libre o que le guste      como bailar, patinar, ir en bicicleta etc.
  • Evite ir a cadenas de comidas rápidas y si va elija lo menos calórico que ofrezcan
  • Evite las salsas y condimentos grasosos, prefiera siempre condimentos tipo hierbas aromáticas, vinagre o limón.
  • Evite lo frito y prefiera lo cocido, horneado, a la plancha o al vapor
  • No compre alimentos que engorden y no nutran en el supermercado, si no lo tiene en casa seguro no lo come. Tener alimentos de ese tipo en casa es sinónimos de consumirlos. Empiece por evitar que entren en casa.
  • De a sus hijos alimentos tipo sándwiches, fruta, yogurt, y cereales para la escuela en vez de dulces y golosinas o jugos industriales y refrescos.

Food for Inmunity: La nueva tendencia en alimentación