Smartworking y Sobrealimentación

Alimentación durante el teletrabajo
Alimentación durante el teletrabajo

El 2020 nos forzó a ser humanos sedentarios, sobrevivimos la primera onda de la pandemia y nos encontramos en la cresta de la segunda ola. Cuarentenas forzadas, estrés, ansiedad, tristeza, melancolía, y teletrabajo o smartworking nos han hecho aumentar de peso y alimentarnos peor.

Para nadie es novedad saber que el estar más tiempo en casa, sea por el motivo que sea, nos lleva a hacer viajes infinitos a la cocina para ver “que hay para picar”, y estos momentos no ha sido la excepción.

Uno de las principales complicaciones del  smartworking (trabajar o estudiar desde casa) es que no existe una lógica separación de tiempos y espacios entre el deber y el placer.

Todo se vuelve uno, el mismo espacio día tras día y el mismo tiempo, ya no sabes cuales son las horas de trabajo o estudio y cuales las libres donde puedes hacer otras cosas.

Dentro de esa desorganización mental que general el smartworking, se encuentran las horas de comida. Dejamos de comer a las horas establecidas, hemos cambiado el ritmo y hasta nos hemos saltados comidas tan importantes como por ejemplo el desayuno.

¿Cuáles han sido los factores que nos han llevado a una sobrealimentación?

  • Estados crónicos de estrés, ansiedad, y tristeza
  • Aburrimiento
  • Saltarse las horas de comida
  • Comidas nocturas durante trasnochos viendo tv
  • Sedentarismo
  • No respetar las horas de comida
  • No adecuar las porciones de alimentos a los requerimiento calóricos actuales de nuestro cuerpo.
  • Ir y venir de la nevera
  • Mala elección de los alimentos que compramos y tenemos en casa

 

Para muchos comer se ha convertido en una actividad que se realiza en “cualquier momento”, en un ir y venir de la cocina y picando restos de comidas que estén en la nevera, o picar por aquí y por aca. Sin hacer un desayuno antes de comenzar a trabajar y una pausa para el almuerzo donde nos podamos  preparar alimentos más saludables y degustarlos sentados en la mesa

Antes de la pandemia, nos quejábamos por no tener el tiempo suficiente para poder comprar alimentos saludables y cocinar en casa, lo cual llevaba a comer fuera y poco saludable. Pues ahora no podemos decir que no pasamos tiempo en casa, todo lo contrario, es un momento donde debemos comenzar a implementar nuevos y mejores hábitos de alimentación. Aprovecha este tiempo en casa para organizar mejor la alimentación de tu familia y la tuya.

En primer lugar, y antes de iniciar con el smartworking, toma lápiz y papel y realiza el menú de 7 días para tu familia incluye 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y opciones para merendar saludable tales como: frutas. Frutos secos, yogurt descremado

Una vez con menú en mano puedes solo comprar u ordenar online la compra. De este modo gastarás solo lo necesario, evitando gastar en alimentos dañinos tales como las grasas saturadas, golosinas, refrescos, azúcares, postres, entre otros . En otras palabras ahorras dinero y ganas en salud

Organiza tu tiempo, desayuna todos los días a la misma hora y antes de comenzar tu jornada laboral o estudiantil, así solo te  muevas de la cama a la sala. Toma así sean 15 minutos para almorzar entre 12 y 2 pm y cena ligero antes de las 8 pm

Cuando sientas esas ganas de comer sin hambre o ansiedad por dulce, bebe un vaso de jugo verde o détox, un vasito de yogurt con fruta descremado, o una infusión caliente sin azúcar

Reduce a la mitad la porción de tus alimentos, recuerda estas gastando la mitad de la energía que consumía en tu rutina habitual pre pandemia.

Otro factor importante a tomar en cuenta es la hidratación. Cuando sientas hambre o ansiedad pregúntate si realmente es hambre o es sed. En la duda, bebe 1 o 2 vasos de agua si a los 10 minuto sigues con ansiedad es hambre de lo contrario era simplemente deshidratación.

Ante los “bajones” de la tarde, puedes consumir un café o infusión sin azúcar, o chocolate amargo, estos alimentos será un “shhote” de energía y podrás seguir trabajando o estudiando hasta el final de la jornada.

Recuerden que se avecina el período decembrino y estaremos en casa por lo cual debemos tomar en cuenta estas recomendaciones para no lamentarnos en enero de un exagerado aumento de peso y/o malestar física y psicológico.

Lic Rosisella Puglisi S

@nutricionista_rosisella

Entre más kilos, menos felicidad