Las dietas de las famosas: ¿buenas o malas?

La más famosa y seguida dieta entre las celebridades es la dieta Dukan. Jennifer López es una de sus seguidoras, a través de esta dieta perdió 18 kilos después del nacimiento de sus gemelos. Sin embargo, JLo no es la única, otras famosas como Pippa Middleton y Penélope Cruz también se han sumado a ella.

Esta dieta que, fue creada en el año 2000 por el Dr. francés Pierre Dukan, consiste en una dieta hiperproteica, con una lista de 100 alimentos permitidos y dividida en 4 fases: las dos primeras de ataque, donde se presenta la mayor pérdida de peso debido al alto consumo de proteínas de origen animal (carne, pescado, pollo, huevos) y mínimo aporte de carbohidratos; posteriormente, se pasa a una fase conocida como la fase crucero en donde se permite el consumo de 28 vegetales

Ventajas: 

  • Se pierde mucho peso en poco tiempo (al menos 10 kg en 1 mes)
  • No se presentan déficit en la masa magra
  • Es fácil de hacer
  • Es económica

 

Desventajas:

  • Eleva el trabajo de los riñones , el hígado y la tiroides
  • Eleva el ácido úrico
  • Produce estreñimiento
  • A largo plazo, es monótona
  • Limita la vida social de quien la sigue
  • Crea efecto rebote (yo –yo)
  • Provoca carencias de calcio, magnesio, potasio, sodio y vitaminas
  • Hace más propensa a la persona a sufrir de osteoporosis si se lleva a largo plazo

 

La segunda dieta a nivel de fama internacional es la dieta détox, seguida por las reconocidas Beyoncé, Jennifer Aniston y Katie Holmes. Esta dieta consiste en el consumo sólo de líquidos: agua, jugos de frutas naturales y centrífugas de vegetales y frutas, por lo que su aporte es de tan solo 1.000 calorías al día, mientras el requerimiento mínimo para una mujer adulta es de 1.200 calorías  diarias y para un hombre de 1500 calorías / día.

Quien sigue esta dieta debe, al sentir hambre, beber jugo de fruta y/o vegetal. ¿El motivo?, el páncreas secreta insulina para poder absorber el azúcar de las frutas y transportarlo a las células, pero debido al bajo contenido calórico de las mismas, a los 30 minutos nuevamente se comienza a sentir hambre, sudoración, mareos e inclusive dolor de cabeza, pues el cuerpo no tiene glucógeno, (almacén de glucosa, una fuente de energía veloz que se encuentra en hígado y músculos).

La constante ingesta de jugos, promovido por esta dieta, genera una subida y bajada constante de los niveles de insulina, pero sin reservar energía, lo que provoca un gran estado de debilidad a los dos días. Al mismo tiempo, se priva al cuerpo de los tres macronutrientes esenciales: proteínas, lípidos y carbohidratos.

La única ventaja es que la persona se mantiene hidratado y cumple con su aporte de antioxidantes y fibra dietética, pero no es una dieta sana ni equilibrada y mucho menos que podamos llevar a largo plazo, vistas las consecuencias negativas para nuestro cuerpo que se presentan a las 48 – 72 horas después de haberla iniciado. Es, en resumen, una dieta muy extrema y demasiado hipocalórica.

Hace 10 años, la más famosa de las dieta era la South beach, Una dieta creada por el médico cardiólogo, Arthur Agatston en South Beache Miami, de allí su nombre. Su más fiel seguidora es Nicole Kidman. Esta dieta se basa en restringir los alimentos con alto índice glicémico y grasas saturadas. La primera fase de esta dieta consiste en reducir los carbohidratos al máximo, incluyendo solo los carbohidratos provenientes de algunos vegetales de muy bajo índice glicémico-. Esta es la fase más difícil y restrictiva, cuyo objetivo es obligar al organismo a utilizar las reservas grasas, garantizando de este modo una pérdida de peso de entre 4 y 6 kg. En la fase dos y tres se van introduciendo progresivamente los carbohidratos.

Ventajas

  • Trabaja por fases dando tiempo de adaptación al organismo
  • Las fases son breves
  • No se necesita contar las calorías
  • Cuenta con su propio recetario para evitar la monotonía

Desventajas:

  • La primera fase (2 semanas) es muy restrictiva
  • Se renuncia a gran número de alimentos
  • Las tablas de índice glicémico que se utilizan no son las oficiales de la Sociedad Americana de Diabetes, sino unas creadas por el mismo autor de la dieta
  • A largo plazo, crea daño renal

Catherine Zeta – Jones, Geri Halliwell y el famoso actor ya fallecido Robbie Williams, son seguidores de la dieta Atkins, que fue creada en 1972 por el Dr. Robert Atkins, fue muy famosa en aquellos años y aún algunos famosos la siguen. Esta dieta se basa en el principio que todo carbohidrato lleva a la obesidad y que el organismo puede obtener su energía, de las proteínas y las grasas, por lo cual se eliminan en su totalidad los carbohidratos, reduciendo a su vez la producción de insulina y la persona logra perder entre 2 y 4 Kg semanalmente.

El problema reside en que este tipo de alimentación obliga al organismo a trabajar de manera inversa a como está programado, ya que los carbohidratos son la fuente principal de energía.Al no tenerla, el cuerpo activa mecanismos (no habituales) para sobrevivir, sacando energía de las proteínas y los lípidos, acarreando consecuencias importantes para la salud. A este tipo de dietas se les conoce como dietas cetónicas por su producción de cuerpos cetónicos, los cuales al tener altas concentraciones en sangre provocan cetosis, ocasionando muy poco apetito.

Atkins es una dieta rica en lípidos, entre el 22 y 49% del requerimiento calórico total y ricas en proteínas (50%) y muy hipocalórica. Es decir, es una dieta totalmente alejada del deber ser.

Otra de las dietas más conocidas en el mundo de la farándula es la de Jenny Craig, la misma que hizo bajar 30 kilos a Mariah Carey. Esta última no es una dieta nueva, realmente comenzó su fama en Australia en 1983 y tiene por principal objetivo focalizarse en alimento–cuerpo y mente, para así evitar recuperar el peso perdido.

El primer nivel enseña a la persona a comer lo que desee, pero en porciones limitadas y el segundo nivel enseña a incrementar los niveles de energía a través de actividades física sencilla, mientras queel tercer y último nivel ayuda a equilibrar cuerpo, mente y alimentación.Para ello, la persona debe asistir a uno de los centros de Jenny Craig, donde cuenta con un personal multidisciplinario de médicos, nutricionistas y psicólogos.

La dieta consiste en alimentos congelados que ya venden al cliente, su aporte es de 20 – 25% proteínas, 20 – 25% lípidos y 50 -60 % carbohidratos. Pero no todas las famosas llevan dietas de moda. Un ejemplo es el caso de Angelina Jolie, quien simplemente lleva una vida sana con una alimentación justa y equilibrada y mucho ejercicio físico, el cual ha implementado para su esposo Brad Pitt y sus hijos.

Rosisella Puglisi

@rosisellap

Acerca de Rosisella Puglisi 141 artículos
Nutricionista clínico con Magister en Nutrición Clínica infantil y adultos. Especialista en obesidad, trastornos gastrointestinales, autismo. Atiende pacientes a nivel mundial en español, inglés e italiano.