6 consideraciones para salir de la friendzone

6 consideraciones de la Friendzone
6 consideraciones de la Friendzone

En una ocasión, trabajando como psicólogo con niños alrededor de los diez años de edad, uno de ellos me preguntó cómo podía saber si estaba enamorado, porque él tenía una amiga especial que pasaba tiempo con él, se sentía a gusto con su compañía, le parecía bonita, de buenos sentimientos y se sentía mal cuando otro niño demostraba interés en ella.

Como pude, intenté explicarle lo que es la amistad y su aparente conversión en amor. En su inocencia me respondió de manera muy sabia: “no quiero estar enamorado de ella, porque si es mi novia, dejará de ser mi amiga”. Le sonreí y pensé: es cierto, para tener una relación romántica debe haber amistad antes, así sea breve. Sin embargo, existen muy pocas relaciones con la capacidad de ser amigos después de haber experimentado una relación romántica en el pasado. 

Cuando dos personas son amigos y saben que están abandonando la zona de amistad o friendzone, deben sopesar varios riesgos para tener otro tipo de relación que incluya un mayor compromiso emocional. En teoría, subir un escalón de la amistad a una relación romántica no supone ninguna dificultad, si ambos están de acuerdo y así lo deciden. 

La situación se torna problemática para los dos si una de las dos personas no quiere, no siente que es el momento o el tipo de relación en la que se pueda ascender de nivel hacia el compromiso afectivo. Si la comunicación no es clara, esta situación puede ser malinterpretada por el otro como duda y así mantener la esperanza de llevar la relación de amistad a una relación de pareja.

Como estar en la friendzone implica que uno de los miembros de la pareja no corresponde románticamente al otro, generalmente quien ha recibido la negativa enfrenta varios problemas derivados de su falta de comprensión de la situación. Ser relegado a la zona de amistad a pesar de haber un interés romántico por parte de uno de los antiguos amigos, implica la presencia de al menos dos problemas previos: uno de comunicación y otro de asertividad

La comunicación ha fallado porque uno de los dos no se aseguró de que su mensaje romántico le llegara al otro, y la asertividad también falló porque no se ha producido la comunicación en la forma correcta, en el lugar apropiado y de la forma apropiada, lo que definiría a una situación asertiva. Si ello hubiera ocurrido, el mensaje estaría claro y la respuesta también.

Cuando alguien es mantenido en la friendzone, es porque la otra persona está en control de la situación y no quiere aceptar los avances románticos, pero muy probablemente tampoco quiere ser causante de una decepción. La respuesta negativa a los avances románticos no necesariamente responde a la existencia de dudas entre el amor y el desamor. Lo más seguro es que ésta represente en realidad un deseo de no hacer daño a la otra persona por la amistad verdadera que hay de por medio.

Tanto si se está en una o en la otra posición, se trata de una situación que debe resolverse, pero no necesariamente implica el sacrificio de la amistad inicial. Para abordar el friendzone de la mejor manera posible sugerimos lo siguiente:

 

  1. Comunícate de forma asertiva y respetuosa, asegurando que el mensaje sea claro, equilibrado, despojado de lástima o agresividad. Cuida las formas y responsabilízate de tu parte en este proceso.
  2. Es tu responsabilidad dejar en claro tus sentimientos, pero también lo es respetar las decisiones del otro, evitando con la firmeza necesaria  forzar la situación o los sentimientos, en privado, de forma directa y describiendo tu realidad de forma emocionalmente equilibrada
  3. Ten un trato amable contigo mismo, valora la necesidad de poner distancia si es una forma de protegerte y sentir menos dolor.
  4. Evita acceder a una relación por lástima o por celos, si aprecias sinceramente al otro, estás ante una oportunidad para demostrar que sería mucho más dañino simular algo que en realidad no sientes. Además, contrariamente a la creencia popular, los celos no son señales de amor, sino de posesión.
  5. Amplía tu círculo de amistades, el apoyo social es muy importante en momentos de duelo emocional.
  6. Finalmente, si te sientes en desventaja por no ser correspondido, considera la posibilidad de estar, sin darte cuenta, en una relación de dependencia. En este caso, busca apoyo profesional.

8 elementos clave en toda negociación

Carmen Nagy Tremaria
Acerca de Carmen Nagy Tremaria 10 artículos
Venezolano-Húngara. 54 años. Residenciada en Budapest. Licenciada en Psicología (UCV). Especialista en Psicología de la Instrucción (UCV). Psicoterapeuta (28 años de experiencia). Enfoque cognitivo conductual. Ex docente universitaria de pre y post grado (UCV-Caracas, UPEL-IPC-Caracas, Colegios Universitarios-Caracas). Conferencista e investigadora en las áreas de familia y sexualidad adolescente, experiencia con grupos académicos, docentes, familias, niños y adolescentes. Grupos especialmente vulnerables. Scout y terapauta ad honorem en tiempos de pandemia para la Asociación Civil Venezolanos en Hungría (Budapest). Asesora e investigadora en Psicología de la Instrucción, Creadora del emprendimiento Psicomentorías, dedicada a la investigación y divulgación del conocimiento psicológico. Atención psicológica on line, con presencia en las redes sociales y sede actual en Budapest (Hungría). Redes: Psicomentorías (FB, IG, TG). Twitter: Carmen Cecilia Nagy Tremaria