El funcionario en la campaña política: Del despido a las subidas de sueldo

Funcionarios públicos
La situación de los funcionarios de prisiones es prácticamente el único punto que une a los cinco partidos generalistas.

Las agrupaciones políticas les han incorporado en su programa electoral de cara a las próximas elecciones generales

A tan solo unos días para la celebración de las elecciones generales, los principales partidos políticos exponen en los programas electorales sus ideas sobre la Administración General del Estado. Las propuestas de las formaciones van desde aumentos salariales a despidos de funcionarios. Así lo indica el reportaje realizado por Ander  Cortázar para El Boletín.

Vox es el único partido que propone un ajuste en la plantilla pública y “la necesidad de no contratar a más personas, de hecho habría que despedir en CC.AA que han aumentado fuertemente el empleo público en el último año (Cataluña, Valencia,…)”.

El partido liderado por Santiago Abascal aboga por recuperar una tasa de reposición no superior al 50% en las regiones, “revisando y protegiendo el caso de los funcionarios de prisiones, efectivos de FCSE, Seguridad, y Defensa”. La situación de los funcionarios de prisiones es prácticamente el único punto que une a los cinco partidos generalistas.

El PSOE, además de abogar por una progresiva equiparación de las condiciones laborales y salariales de los diversos cuerpos policiales, propone Ofertas de Empleo Público suficientes y adecuadas a la actual realidad penitenciaria y sus necesidades futuras.

En esa misma línea, Podemos promueve resolver con empleo público la masificación de las prisiones. La formación que encabeza Pablo Iglesias es la más proclive a ampliar la plantilla de la Administración General del Estado a través de distintas oposiciones.

En su programa electoral detalla que estas ofertas de empleo público, “que aumentarán notablemente”, no discriminarán a los españoles que emigraron durante la crisis cuya experiencia laboral en el extranjero contará a la hora de optar a un puesto público.

Además, al igual que la mayoría de partidos, Podemos pide culminar la equiparación salarial de la Policía y la Guardia Civil así como mejorar la situación salarial de los militares del Ejército. Por último, instaurar la paridad en las Administraciones Públicas y en los organismos financiados con dinero público.

Esta es una de las propuestas que también expone Ciudadanos, quien garantiza la presencia equilibrada de mujeres y hombres en las Administraciones. El partido liberal quiere además que el conocimiento de una lengua cooficial autonómica nunca sea “una barrera para acceder a un empleo público en España”.

Por otro lado, la formación liderada por Albert Rivera apuesta por limitar al mínimo los supuestos de libre designación para la provisión de puestos de trabajo reservados a funcionarios en todas las Administraciones Públicas “y generalizaremos el sistema de concurso”.

Además, Ciudadanos promete potenciar la carrera profesional de los funcionarios, “desarrollando de una vez la carrera horizontal en la Administración General del Estado y los incentivos para la promoción profesional y la formación y evaluación continua”.

En cuanto a los funcionarios de prisiones, el partido propone recuperar “las pérdidas retributivas existentes” y adecuar el marco salarial de los funcionarios de prisiones a” las funciones y responsabilidades de este colectivo tan abandonado por los Gobiernos de PSOE y PP”.

Por su parte, Pablo Casado coincide con Rivera en que la única lengua cuyo conocimiento será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público sea el castellano. “Las lenguas cooficiales pondrán considerarse un mérito, nunca un requisito excluyente”, detalla el programa del Partido Popular.

El PP quiere potenciar la movilidad interadministrativa voluntaria “para facilitar el acceso de los empleados públicos a puestos de trabajo en otras Administraciones Públicas, articulando mecanismos que favorezcan el derecho de éstos a disfrutar de dicha movilidad, tanto geográfica como funcional, y promuevan un uso más eficiente de los recursos de las Administraciones Públicas”.

En cuanto a ampliar la envejecida plantilla de la administración, los populares prometen ofertas de empleo plurianuales “y flexibles” pero bajo un análisis “riguroso” de la utilización de los recursos humanos.

Donde sí es más conciso es en que, como prácticamente todos los partidos, promete cumplir el compromiso firmado con los representantes sindicales de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil por una equiparación salarial total y absoluta.