Banco Santander: El PIB de España crecerá un 2,8% en 2018

El Banco Santander confirma el buen estado de salud de la economía española.
El Banco Santander confirma el buen estado de salud de la economía española.

La institución financiera coincide con el Banco de España en que, al cierre del actual ejercicio, la economía registrará un incremento del 3,2% y una caída del paro.

El Banco Santander estima que, para el cierre del actual ejercicio, el Producto Interior Bruto (PIB) alcance un crecimiento del 3,2 por ciento, mientras que el año pasado será del 2,8 por ciento.
El Banco Santander estima que, para el cierre del actual ejercicio, el Producto Interior Bruto (PIB) alcance un crecimiento del 3,2 por ciento, mientras que el año pasado será del 2,8 por ciento.

El Banco Santander confirma el buen estado de salud de la economía española. La entidad estima que, para el cierre del actual ejercicio, el Producto Interior Bruto (PIB) alcance un crecimiento del 3,2 por ciento, mientras que el año pasado será del 2,8 por ciento. Es decir, dos décimas más en cada ejercicio que la previsión oficial del Gobierno, al tiempo que prevé que la tasa de paro baje al 17,2 por ciento este mismo año y descienda al 15,2 por ciento el año que viene.

Así figura en una presentación a analistas e inversores sobre España realizada por el Santander, publicada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que contempla unas previsiones que reflejan el “positivo crecimiento” actual con una “fuerte creación de empleo”.

En cuanto al desempleo, la entidad prevé que la tasa de paro descienda al 17,2 por ciento al término del ejercicio actual y continúe bajando en 2018, hasta situarse en el 15,2 por ciento. En este caso, las previsiones del Santander también son más optimistas que las del Gobierno, que pronostica una tasa del 17,4 y el 15,4 por ciento, respectivamente.

Asimismo, augura una recuperación en las transacciones inmobiliarias, con un alza de las ventas de propiedades previsto del 13,4 por ciento y del 6,3 por ciento en 2017 y 2018, respectivamente. Este repunte de las ventas estará “alineado” con el alza de los precios inmobiliarios, que podría alcanzar el 2,1 por ciento este año y un incremento del 1,6 por ciento el próximo ejercicio.

La entidad presidida por Ana Patricia Botín destaca que el sector financiero está mostrando mejores perspectivas, con unas dinámicas de préstamos “positivas”, ante un pronóstico de que el sector privado crezca ya este año un 0,1 por ciento y un 2,3 por ciento en 2018. Además, los depósitos aumentarán un 2,5 por ciento y un 1,6 por ciento en 2017 y 2018, respectivamente, y el Euríbor pasará de un -0,13 por ciento este año a un 0,03 por ciento el próximo ejercicio.