Iniciativas autonómicas y locales de Asamblea Ciudadana por el Clima. Caso: Barcelona

Siguiendo el ejemplo de otros países europeos, España realizó su Asamblea Ciudadana por el Clima que a nivel nacional reunió 100 españoles, electos de manera aleatoria, quienes en varias sesiones lograron construir más de 100 propuestas para enfrentar el fenómeno climático, las cuales, fueron presentadas al Gobierno de España el pasado mes de junio.
La Asamblea Ciudadana por el Clima, es reconocida en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética (2021), así como también en el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2025-2030 y su Programa de Trabajo 2021-2025, como una de las formas de participación ciudadana en materia climática.
Las Asambleas Ciudadanas para el Clima quedan condicionadas a la iniciativa de las autoridades autonómicas y locales, a través de sus instrumentos legales correspondientes, en el caso de la asamblea realizada a nivel nacional, el Gobierno la reguló a través de la Orden TED/1086/2021, de 29 de septiembre, por la que se establece la composición, organización y funcionamiento de la Asamblea Ciudadana para el Clima.
A nivel autonómico, hay noticias que evidencian la intención de activar las Asambleas Ciudadana para el Clima tanto en la Comunidad Autónoma de Cataluña, como en las las Islas Baleares; en el primer caso, en junio 2021 se anunció que la Asamblea estaría activada dentro de los primeros 110 días del Govern (1) y en el segundo de los casos, Islas Baleares, en diciembre 2021 se hizo público la idea de convocar a una Asamblea Ciudadana para el Clima en la Isla de Baleares. (2)
En ambos casos no se ha concretado la acción, al menos no hay registro en medios de comunicación al respecto y tampoco informes que evidencien la realización de esas asambleas; en el caso de las Islas Baleares, es oportuno destacar, la Universidad Islas Baleares realizó el “Estudio de viabilidad y diagnosis para el diseño de una asamblea ciudadana por el clima en las islas Baleares”, el cual fue financiado por European Climate Foundation.
Sobre el estudio señalado, debo destacar que no sólo allí se presenta un cronograma general para activar y conformar efectivamente la Asamblea, sino que además, se sugiere que se realice una Asamblea Regional para el Clima, integrada por 40 personas, que vendrían a ser 10 representantes de cada Asamblea que se propone realizar por cada una de las Islas, en ese sentido se plantea para Mallorca una asamblea de 100 personas; para Minorca e Ibiza de entre 50 a 100 participantes y por último, una asamblea en Fomentera para 30 participantes; pero más allá del estudio no hay una definición pública de la fecha para realizar esas primera asamblea.

Buscando la iniciativa de Asamblea Ciudadana por el Clima en el ámbito local. Caso: Barcelona.

A nivel de los gobiernos locales, una revisión a los medios digitales de información, me permitieron identificar la convocatoria adoptada que el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona del 23 de junio 2022 (3), para convocar para septiembre 2022 una Asamblea Ciudadana por el Clima, que siguiendo el modelo de la Asamblea realizada a nivel nacional en España, estaría integrada por 100 personas comprendidas entre los 16 y 75 años, elegidas por sorteo y quienes tendrían la misión de identificar acciones que deben ser asumidas por la ciudad a los fines de enfrentar el fenómeno climático (4) y para ello, se planteó a los fines de la reflexión general de la Asamblea, la siguiente pregunta: ¿Qué podemos hacer para hacer frente a la emergencia climática?, según la nota publicada sobre el tema se estima que sus resultados serán presentados en enero 2023.
El caso de Barcelona resulta interesante y merece una atención más detallada, pues precisamente este año 2022, se anunció que la Mesa de Emergencia Climática, creada en julio 2019 para impulsar la Declaración de Emergencia Climática aprobada en enero 2020, sería ampliada en formato de Asamblea Ciudadana por el Clima, promoviendo la participación de todas las personas y entidades interesadas a los fines de compartir los avances, romper las barreras que frenan el avance de las medidas necesarias afrontar la emergencia y acelerar las acciones en esta materia (5).
Las Asambleas Ciudadanas por el Clima promovidas por el Ayuntamiento de Barcelona se desarrollan en 3 sesiones de trabajo que se activaron el 22 de marzo, continuaron con una segunda sesión el 27 de abril y deben concluir, según el cronograma presentado el 19 de octubre de 2022.
Son en total 3 sesiones de trabajo, cada una de ellas desarrolla una temática en particular, que a través de grupos de trabajo permite registrar la opinión, ideas y propuestas de las personas e instituciones interesadas; en tal sentido, en la primera sesión el temario desarrollado fue:
  1. Modelo energético.
  2. Modelo de alimentación.
  3. Modelo de movilidad.
La segunda sesión, se abordaron los siguientes temas:
  1. Modelo cultural y educativo.
  2. Modelo consumo y residuos.
  3. Cuidad la salud.
Y se prevé que los temas que serán abordados en la 3 sesión sean los siguientes:
  1. Modelo urbano.
  2. Cuidar el agua y el verde.
  3. Desigualdades.
Las actas de 5 de los 6 grupos de trabajo que se han desarrollado en las dos sesiones realizadas, están disponibles en la página web Decidim.Barcelona (6), de esas 5 actas, 4 registran una misma estructura de contenido que nos permite con rapidez identificar las respuestas de los asistentes a cada una de ellas en relación a 3 preguntas claves:
  1. ¿Qué se ha conseguido?
  2. ¿Qué no se ha conseguido?
  3. ¿Qué ha frenado la acción?
Y luego de señalar las distintas respuestas, entonces las 4 actas señaladas registran las distintas propuestas que fueron formuladas en los respectivos grupos de trabajo; por cierto, hasta ahora no ha sido posible identificar cuál fue el nivel de participación de la ciudadanía.
En relación a las propuestas, la lectura de las mismas, me llevan a concluir que allí hay contenido que responden de forma clara y directa a la pregunta de reflexión que se ha formulado para la reflexión y el debate de la Asamblea Ciudadana para el Clima del Ayuntamiento de Barcelona, previamente señalado.
En ese sentido, y para tener una idea más clara del contenido de esas llamadas Asambleas Ciudadana que se presenta como una evolución de la Mesa de Emergencia Climática, citaré sólo 1 respuesta por cada pregunta según el temas y las actas que están disponibles en la web previamente señalada.
Primera sesión de Asamblea Ciudadana por el Clima Barcelona.
a) Modelo Alimentación (7)
Entre los logros alcanzados destaco el tener «mercados verdes» o «paradas verdes» dentro de los mercados municipales.
Sobre los logros que no se han podido alcanzar hasta ahora, cito, entre otros: ausencia de estrategias para acercar las iniciativas a la población y de incentivos no todo se debe dejar a la voluntad individual.
Entre los obstáculos encontrados en esta materia, se identificó entre muchos otros allí mencionados: poco suministro de alimentos sostenibles y falta de accesibilidad (por precio) por gran parte de la Población.
Y por último sobre las propuestas, destaco entre otros, el promover circuitos cortos y ecológicos.
b.- Sobre el modelo energético (8).
Entre los logros puedo destacar la creación de una empresa de electricidad pública.
Entre lo que no se ha logrado, destaco, la propuesta de recolectar agua de lluvia y uso del sol para calentar edificios
Sobre los obstáculos identificados, puedo mencionar entre otros: la legislación, falta de ambición e inversión, prejuicio y comodidad.
Entre las propuestas presentadas puedo citar por ejemplo: regular temas de iluminación comercial, banca, etc… fuera de su horario.
c) Mesa de Movilidad (9)
Entre los logros, se pueden mencionar: Metro L9 en Sarrià.
Entre lo no logrado, se puede destacar: que el vehículo privado se ve como un contaminante, ‘depredador’ del espacio público y una amenaza.
Sobre los obstáculos identificados se pueden mencionar, entre otros: el vehículo privado continúa siendo visto como un modelo exitoso (más cómodo, individual, etc.),
Sobre las propuestas, puedo citar entre otras: dedicar espacios más específicos para la movilidad individual eléctrica (bicicletas, scooters, etc.)
Segunda sesión de Asamblea Ciudadana por el Clima realizada el 27 de abril 2022:
a) Mesa de residuos (10):
Entre los logros destaco: mayor conciencia a nivel personal.
Sobre lo no alcanzado, destaco: la reutilización derivada de las colectores municipales: servicio de limpieza, depósito municipal (vehículos),
Entre los obstáculos se menciona la ausencia de una responsabilidad real compartida donde la administración y las empresas tengan más peso importante
Entre las propuestas se puede mencionar sobre los residuos en general: atacar con ayuda en temas clave: prevención, reutilización, reciclaje, hablar sobre la tasa de desechos.
b) Mesa de cultura (11)
En esta mesa solo hay una relatoría de la conversación realizada y entre los puntos allí mencionados, puedo identificar la siguiente propuesta, entre otras: es necesario trabajar en las comunidades de vecinos en temas concretos como la instalación de placas solares y a tal fin, podría ser a través de una mayor difusión de los casos de éxito y las buenas prácticas.

Inquietud sobre el impacto de estas iniciativas

¿Cuál será el destino de esa lista de opiniones y propuestas de esas mesas de trabajo, y cuál será el destino de las recomendaciones de la Asamblea propuesta por el pleno del Ayuntamiento?.
En un primer acercamiento a la respuesta a esa pregunta, nos lleva a afirmar que el destino debe ser el mismo, en principio, su contenido debe ir dirigido a las autoridades locales para que sean procesadas las propuestas y en base a ello, obtener una respuesta para cerrar ese proceso de participación con la visión de las autoridades en cuanto a la viabilidad de las mismas y el aporte que significa para el proceso de toma de decisiones en esa materia.
Sin una respuesta institucional que permita a los integrantes de cada Asamblea sentir que su esfuerzo ha sido valorado por quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones en materia climática, se corre el riesgo de hacer de esos espacios una forma de catarsis colectiva, de marketing o imagen para una gestión pública o simplemente, un espacio de buenos deseos, cargado de muy buena voluntad pero sin ningún nivel de influencia real.
La ausencia de una norma que determine que el resultado de las sesiones de las Asambleas Ciudadanas por el Clima serán vinculantes, contribuye a que este mecanismo no sea valorado adecuadamente; pero, he de advertir, que aún con una norma que así lo señalé, no resuelve el problema, pero si hace exigible a las autoridades que fijen su posición frente a los aportes de la ciudadanía en este caso, en materia del cambio climático.
Para que para que la participación ciudadana se perciba como una herramienta útil y efectiva, no sólo es necesario que el ciudadano que tiene interés se active a través de los mecanismos respectivos, sino que además, requiere de una administración pública cuyas autoridades estén dispuestas a recibir los aportes de los ciudadanos y darles oportuna respuesta; sólo así, la participación podrá ser asumida como una herramienta que de manera efectiva complemente la gestión pública que en esencia y por el voto, es expresión de la democracia representativa.
Carlos Romero Mendoza.
@carome31
Acerca de Carlos Romero 83 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.