Estrés: enemigo de la figura

Los aspirantes al examen MIR deben tener en cuenta algunos aspectos claves para evitar que el estrés arruine su preparación.

Cuando el ser humano está sometido bajo fuerte estrés, como en el caso de los venezolanos quienes diariamente vivimos bajo altos niveles de estrés emocional, peligro físico y desesperanza, el cuerpo produce hormonas que favorecen el aumento del apetito y la diabetes.

En los Estados Unidos, este fenómeno es conocido como CUMS (Chronic Unpredictable Mild Stress). Es decir ese estrés constante y prolongado en el tiempo, un veneno que mata lentamente y te hace aumentar de peso y aunque te propongas hacer dieta, no logras bajar de peso.

Cuando uno está sometido bajo estrés, el cuerpo se encuentra en un estado “inflamatorio”, por lo cual se encuentran elevados los niveles de cortisol, hormona secretada en momentos de peligro y que en pocas dosis tiene efectos antiinflamatorios. Peso si el estrés es el pan nuestro de cada día, el cortisol se mantiene elevado de manera crónica, y nuestro cuerpo se hace “resistente” al mismo, pues es como una alarma continua que no recibe una respuesta. Es más, entre más alto sea el nivel de cortisol, mayor es el nivel de inflamación del organismo.

Este desequilibrio hormonal provoca retención hídrica, y aumento de la Resistina, una hormonal secretada por los adipocitos, descubierta por el científico Mitchell Lazar en el año 2000 en la Universidad de Pennsylvania, una hormona que provoca la resistencia a la insulina, no en vano 7 de cada 10 pacientes que acuden a la consulta presentan resistencia a la insulina en los últimos 2 años.

Al presentar resistencia a la insulina, la persona en vez de utilizar la glucosa como carburante para los músculos y el hígado, lo transforma en grasa. Por otro lado, el organismo al entender que no está funcionando bien, aumenta los niveles de insulina, aumentando aún más el problema de la insulino – resistencia, aumenta el apetito incontrolable por harinas y dulces, y el riesgo de aparición de diabetes mellitus.

El cuadro total se presenta como un motor que no marcha bien, que gira y gira sin moverse, acumulando kilos y más kilos, comiendo de manera compulsiva y desorganizada, la resistina comienza a ser secretada no solo de los adipositos sino del tejido inflamado, por lo cual el problema se sale de control, y se llega fácilmente a acumular 10 o más kilos de sobrepeso en poco tiempo.

SOLUCIONES AL PROBLEMA

  • Realiza 30 minutos interdiarios de alguna actividad física que te agrade
  • Reserva 2 horas a la semana para actividades de recreación y esparcimiento o alguna pasión que aleje tu mente de los problemas
  • Aléjate de ambientes, situaciones o personas tóxicas
  • Consume suplementos de complejo B
  • Consume suplemento de omega 3
  • Consume infusiones calmantes tales como la camomila, manzanilla y tilo
  • Realiza en tu hogar sesiones de musicoterapia escuchando música clásica o relajante
  • Elimina refrescos y fuentes de azúcar refinada
  • Aumenta el consumo de agua, jugos naturales, fruta y verdura

 

Lic Rosisella Puglisi

Nutricionista Clínico