El compromiso con la economía circular de Andalucía y Sevilla

Circular Cities
Circular Cities, el lugar hacia sonde se dirige la sociedad

Sevilla y Murcia, son las dos únicas ciudades españolas que para enero 2021 se han unido a otras ciudades europeas en el compromiso por acelerar la transición desde una economía lineal a una circular y construir una sociedad mucho más responsable y consciente de los desafíos globales.

El compromiso se concreta en la Declaración europea “Circular Cities”, presentada en diciembre 2020 en el marco de la 9a Conferencia Europea sobre Ciudades y Pueblos Sostenibles, y a través de ella, la Unión Europea busca un mayor liderazgo de las ciudades y regiones en esa transición hacia la economía circular, y una mayor responsabilidad de los gobiernos locales para que con la colaboración de la sociedad civil puedan reducir la emisión de carbono, lograr un uso eficiente de los recursos y un consumo de recursos que esté desvinculado con el crecimiento económico.

Una ciudad circular, exige que los gobiernos locales puedan medir su grado de compromiso a partir de unos indicadores representados en las 7 erres de la economía circular, ellos son: Repensar, Rediseñar, Reusar, Reparar, Remanufacturar, Reciclar y Recuperar.

En el artículo anterior intenté registrar los avances logrados en esta materia por el gobierno autonómico y local de Murcia, destacando como dos niveles políticos territoriales desarrollan el compromiso de diseñar sus respectivas hojas de rutas para lograr la transición hacia la economía circular.

En esa oportunidad, se destacó su vinculación con Sevilla en el marco de la Declaración mencionada previamente en este artículo y surgió la inquietud de valorar los avances del Ayuntamiento de Sevilla como de la Comunidad Autónoma de Andalucía en esta materia; en tal sentido, hay que recordar que precisamente fue Sevilla el espacio en donde se concretó en el año 2017 el compromiso de las ciudades españolas por la economía circular a través de una Declaración formal.

En el caso del Ayuntamiento de Sevilla, su compromiso con la economía circular está expresamente recogido en el Objetivo 3 del Plan Estratégico 2030, el cual propone la creación de una ciudad sostenible que mitiga y se adapta al cambio climático; para ello, se reconoce la necesidad de asumir el compromiso con la economía circular, atendiendo así al llamado que en tal sentido ha hecho la Unión Europea.

Específicamente el Plan Estratégico Sevilla 2030 expresa el compromiso con el uso sostenible de recursos, el cumplimiento de la jerarquía de gestión de residuos emanadas de la UE y el fomento de la compra pública de productos verdes.

Si bien no hay evidencias que permitan afirmar que el Ayuntamiento de Sevilla se ha activado en el desarrollo de una estrategia local en esta materia, hay varios hechos que destacan el compromiso práctico del gobierno local en impulsar la economía circular.

Uno de esos ejemplos concretos está relacionado con el programa Cityloops, a través del cual, con fondos europeos, se busca desarrollar nuevos sistemas para fomentar la economía circular y la reducción de las emisiones a través de la reutilización de los residuos de demolición y construcción, y de los residuos orgánicos; este programa que se inició en el 2019 se planteó con una duración de 4 años.

Así mismo, en el marco del fondo europeo de recuperación ante la crisis sanitaria, Sevilla ha presentado un plan denominado “Barrios Inteligentes”, que según el Alcalde, representará un punto de partida de una apuesta de innovación social en las zonas con necesidad de transformación social basada en la economía circular, la innovación tecnológica y la participación ciudadana. Todo ello, en un marco de colaboración público-privado y el Plan Estratégico Sevilla 2030.

Para este proyecto de colaboración público-privado, el Ayuntamiento ha logrado un convenio con la Fundación La Caixa, la empresa Softcom y la asociación Areté, a los fines de concretar un primer proyecto.

Ahora bien, en el caso de la Comunidad Autónoma de Andalucía, el compromiso de impulsar la economía circular se concreta en la estrategia de lograr aprobar este año 2021 la Ley de Economía Circular de Andalucía, en tal sentido, el pasado 30 de diciembre 2020 finalizó la audiencia e información pública del Anteproyecto de la Ley, tal y como se había autorizado a través de la Resolución de 1 de diciembre 2020, publicada en el Boletín Oficial de Andalucía No. 235, del 4 de diciembre 2020.

En la actualidad la Junta de Andalucía ha logrado impulsar un proyecto de economía circular para la gestión de residuos, que es uno de los ejes estratégicos de la llamada Revolución Verde del Gobierno andaluz y que específicamente se ve desarrollado en el Plan Integral de Residuos de Andalucía.

Por los momentos, queda esperar el debate sobre el anteproyecto de Ley de Economía Circular y valorar el impacto que el mismo tendrá particularmente en el liderazgo que Sevilla esté dispuesta asumir en respuesta al compromiso asumido en la Declaración europea “Circular Cities”.

Economía Circular en Murcia un compromiso regional y local

Carlos Romero
Acerca de Carlos Romero 31 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.