Economía Circular en Murcia un compromiso regional y local

En el año 2020 España aprobó la Estrategia Nacional de Economía Circular
En el año 2020 España aprobó la Estrategia Nacional de Economía Circular

En el año 2020 España aprobó la Estrategia Nacional de Economía Circular, con ello demostró su compromiso institucional con la agenda europea en esta materia, pero antes, específicamente en enero 2019, la Comunidad Autónoma de Murcia ya había aprobado su Estrategia Regional en esta materia.

Ahora es el Ayuntamiento de Murcia quien a partir de enero 2021 inicia el camino técnico-político para lograr aprobar la Estrategia de Economía Circular para el Municipio, que según anuncios oficiales, se estima pueda estar aprobada en octubre 2021.

En ese proceso la participación ciudadana ha estado presente, lo cual más allá de ser un requisito formal, debería representar una herramienta útil y pedagógica para acercar al ciudadano a temas tan novedosos, técnicos y hasta complejos de entender como es el caso de la Economía Circular.

La participación ciudadana en la gestión pública desde la visión iberoamericana representa un derecho exigible a la Administración y además una responsabilidad cívica de todos por ser miembros de una comunidad.

Precisamente a través del mecanismo de la consulta pública, vista no como un mero formalismo técnico legal, el Estado podría impulsar un proceso pedagógico permanente orientado a fortalecer esa responsabilidad cívica a la que hace referencia la comunidad iberoamericana en su Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública.

La consulta pública debe motivar a los ciudadanos a que se informen, conozcan, dialoguen y libremente puedan participar en las decisiones públicas, de esa forma, el ciudadano en su dinámica diaria podrá experimentar el valor de la institucionalidad y de la propia democracia desde lo local.

La Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública (2009), representa un documento útil y políticamente referencial para valorar el compromiso político en la tarea de incluir a los ciudadanos en las decisiones públicas; así como también, para complementar los principios de la democracia representativa, y expandir y profundizar la democracia y su gobernabilidad.

En el caso del Ayuntamiento de Murcia, luego de un proceso de participación ciudadana, logró aprobar en septiembre de 2020 un documento titulado: Diagnostico de Economía Circular para el Municipio, en cuyo texto, por cierto, afirma que para el primer trimestre del 2020 aún no se había iniciado la implementación de la Estrategia Regional aprobada por la Comunidad Autónoma de Murcia en el 2019.

Ese Diagnóstico al cual hago referencia, fue el producto de tres mesas de trabajo con una participación total de 67 asistentes, un buzón de participación ciudadana y una encuesta con 22 preguntas, que fueron agrupadas en dos partes.

Una primera parte, buscó indagar sobre el comportamiento de los ciudadanos en la gestión de residuos, hábitos de consumo, uso de energía y agua, movilidad, sostenibilidad de espacios y gestión municipal; y una segunda parte, indagó sobre el conocimiento de los vecinos sobre la economía circular.

En total, la información oficial destaca que hubo 470 encuestas procesadas y 7 entrevistas personales que complementaron la estrategia de participación; entre los actores que participaron en ella, se destaca: el Consejo Social de la Ciudad de Murcia, técnicos municipales, empresas concesionarias y privadas, investigadores, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro.

Aprobado ese Diagnóstico, el Ayuntamiento de Murcia avanza hacia el diseño de la Estrategia de Economía Circular del Municipio, que según la información oficial, será desarrollado en 4 fases, una de ellas, específicamente la segunda es donde está claramente definido el papel de la participación ciudadana.

Las 4 fases mencionadas son:

Primera fase:  Recopilación de información.

Segunda fase: Consulta e iniciativas de la sociedad.

Tercera fase:  Estudio y valoración.

Cuarta fase:  Elaboración documento final y presentación.

La estrategia de participación definida para la segunda fase incluye distintas mesas de trabajo, a través de las cuales se facilitará a los distintos agentes sociales, económicos y técnicos de la localidad opinar y elevar sugerencias en los temas claves de la estrategia municipal, a saber: consumo, gestión de residuos, gestión del agua, sostenibilidad de espacios urbanos, movilidad y políticas de transversalidad.

Así mismo se plantea una consulta online a los ciudadanos, todo lo cual será desarrollado, según lo informado por las autoridades locales, entre el mes de marzo y junio 2021.

La cercanía de los gobiernos locales a sus vecinos, siempre representa un valor agregado y estratégico fundamental en cualquier proceso social y político, en este caso destaco el compromiso institucional local, regional y nacional en impulsar la economía circular, ello representa una labor técnica y política muy significativa, ahora lo que queda es ver cómo se concreta el camino efectivo para la transición hacia la economía circular.

Por ultimo, quiero destacar que Murcia, junto a Sevilla, para enero 2021, son las dos únicas ciudades españolas que se han adherido a la Declaración “Circular Cities”, firmada por 35 ciudades de diferentes países y a través del cual se comprometen a desarrollar una red y construir una visión compartida de ciudad circular, intercambiando experiencias, retos y éxitos.

Los pasos de Castilla La Mancha para enfrentar la despoblación

Acerca de Carlos Romero 45 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.