Curarse la gripe comiendo

Con la llegada del Otoño y los cambios bruscos de temperaturas en el ambiente comienzan las primeras gripes y resfriados, muchos alimentos tales como el ají, las naranjas el ajo, las cebollas y los frutos rojos poseen componentes específicos que nos ayudan a combatir los síntomas del resfriado común.

Cebolla y Ajo Porros: Son tubérculos que gracias a su contenido de sulfuro y quercitina – sustancias con poder descongestionante y antinflamatoria – alivian los problemas de respiración y mejoran el catarro. Las cebollas moradas son las que poseen mayor concentración de quercitina.

Cítricos – Naranjas y Limones: Son alimentos ricos en Vitamina C, la vitamina más importante para mantener en buen estado las defensas naturales de nuestro organismo. Además poseen capacidad antivirales aún de aquellos virus que no se manifiestan pero que sin duda debilitan nuestro sistema inmunológico. Las cantidades recomendadas de Vitamina C al día especialmente en el período de otoño – invierno es de 1.000 – 3.000 mg / día para no fumadores, para los que fuman no es suficiente la cantidad de esta vitamina aportada por los alimentos por lo cual se recomienda los suplementos.

Recuerda tomar el jugo de naranja o limonada inmediatamente después de realizada para evitar la oxidación y menos eficacia de la vitamina C.

Frutos Rojos: conocidas por el fuerte color que poseen – fresas, frambuesas, mora – son frutas ricas en vitamina C, A, y K, betacaroteno, ácido fólico y potasio, todas sustancias antioxidantes y también anticancerígenos, antivíricas y bactericidas.

Ajo: este bulbo que comúnmente utilizamos para darle sabor a nuestras comidas, es rica en calcio, fósforo, potasio y Vitamina C. Es un excelente bactericida, antiséptico, antivírico y descongestivo. Ayuda a reducir el colesterol. En las farmacias puedes encontrar pastillas de ajo para evitar el fuerte sabor y olor del mismo aunque es menos potente que el ajo natural. Muchas personas toman un diente de ajo pequeño como si fuese una pastilla sin masticar y con agua, para evitar su sabor y gozar de sus beneficios.

Ají picante: posee una sustancia conocida como “capsicina” que es un excelente descongestionante, ideal para aliviar el catarro, los problemas respiratorios, incluso los ocasionados por el asma bronquial.

Acerca de Rosisella Puglisi 139 artículos
Nutricionista clínico con Magister en Nutrición Clínica infantil y adultos. Especialista en obesidad, trastornos gastrointestinales, autismo. Atiende pacientes a nivel mundial en español, inglés e italiano.