El ‘dolor de cabeza’ de los desempleados, cómo solicitar el paro por internet

Solicitar el paro por internet

A menudo suele ocurrir que cuando un trabajador pierde su puesto de trabajo debe acudir de manera presencial a las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para solicitar la prestación contributiva por desempleo (el paro).

Un hecho que, sobre todo desde la llegada de la crisis sanitaria del Covid-19 a España ha cambiado, aumentando el uso de las nuevas tecnologías y la tramitación de solicitudes a través de internet.

Desde el ministerio de Trabajo y Economía social que dirige Yolanda Díaz se trabajó en fortalecer este servicio también para las personas que habían perdido su trabajo y se encontraban como demandantes de empleo.

Con ello, también se estableció un servicio on-line para poder solicitar el paro a través de internet, y con ello eliminar la necesidad de tener que ir presencialmente a las oficinas de los servicios de empleo.

Una de las grandes ventajas que esta tramitación digital ha supuesto para los nuevos desempleados es que pueden realizarla durante las 24 horas del día, y en unos escasos minutos.

Además, también se destaca la facilidad para poder solicitarlo por uno mismo, un hecho que ha desahogado en gran medida a los funcionarios públicos que atienden de manera presencial en las delegaciones provinciales de empleo.

¿Cómo se solicita el paro por internet?

Si una persona se encuentra en situación de desempleo y ha cotizado más de un año al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), tiene derecho a recibir la prestación contributiva por desempleo. Por lo que deberá realizar una serie de pasos para poder solicitarlo de manera digital y en unos pocos minutos. Los pasos que se deben seguir para presentar la solicitud formal son:

  • Acceder a la sede electrónica del SEPE.
  • Clicar en la opción ‘Personas’.
  • Dirigirse al apartado ‘Solicite y reconozca su prestación contributiva’.
  • En la parte inferior de la web, se pinchará en el botón ‘iniciar reconocimiento’. Éste aparece en azul.

Antes de continuar, el desempleado deberá identificarse, para ello podrá hacerlo con tres métodos distintos, ya sea con certificado digital, usuario y contraseña o con [email protected]

Para poder acceder, deberá clicar en la parte izquierda de la pantalla, bajo el apartado ‘Acceso para personas’ y escoger de qué manera se desean identificar en el sistema.

Una vez identificados, se abre un formulario de solicitud que consta de un total de trece pasos, en los cuáles se deberá ir completando con los datos personales que se solicitan por parte del Servicio Público de Empleo.

Además, también se deberán incluir diferentes datos en relación a los trabajos que se han realizado y los datos bancarios, es decir, el número de cuenta, para poder cobrar la prestación.

Antes de finalizar la solicitud, también es importante añadir toda la documentación necesaria que se exige desde el SEPE, ya que, en caso de no ofrecerla, podría suponer motivo suficiente para no cobrar la prestación.

Dicha documentación se podrá adjuntar antes de terminar la solicitud del paro, clicando en la opción ‘adjuntar archivos’ y subiendo a la web del SEPE los siguientes documentos:

  • DNI o pasaporte del solicitante y los hijos que conviven con el solicitante.
  • En caso de ser extranjero, es necesario el NIE, el certificado de registro de ciudadano en la Unión Europea o la Tarjeta de Identidad de Extranjero.
  • Documento bancario en el que el desempleado aparezca como titular.
  • Libro de Familia.
  • Certificado de la empresa en la que se haya trabajado en los últimos 6 meses.

Una vez queden completos todos los datos solicitados y adjuntada la documentación, se deberá señalar de qué manera desea el solicitante recibir la resolución de su prestación, ya sea concedida o denegada. Para ello, se darán a elegir tres métodos distintos: por SMS, por correo electrónico o por correo ordinario.

Será ya sí cuando se envíe la solicitud formal al Servicio Público de Empleo Estatal, que tendrá un tiempo máximo de 15 días para dar respuesta a esa solicitud, sea aprobada o denegada.