La economía mundial crecerá en 2018 a niveles anteriores a la crisis

La economía mundial registrará un incremento del 3,1 por ciento en 2018.
La economía mundial registrará un incremento del 3,1 por ciento en 2018.

Se prevé que la tasa alcance el 3,1 por ciento durante el nuevo ejercicio, una décima más que el año pasado.

La Unión Europea tendrá una evolución del 2,1 por ciento en el ejercicio 2018.
La Unión Europea tendrá una evolución del 2,1 por ciento en el ejercicio 2018.

La economía mundial acelerará su expansión en 2018 hasta el 3,1 por ciento, después de un 2017 mejor de lo previsto en el que el PIB global aumentó un 3 por ciento, como resultado de la recuperación de la inversión, las manufacturas y el comercio, mientras las economías en desarrollo exportadoras de materias primas se beneficiarán del alza en los precios, según el Banco Mundial.

De hecho, el Banco Mundial estima que 2018 “será el primer año, desde la crisis financiera, en el que la economía mundial funcionará cerca a plena capacidad“.

La institución señala en su último informe de perspectivas económicas que el crecimiento global continuará en niveles elevados e incluso podría acelerarse en los próximos años, anticipando una expansión del 3 por ciento en 2019 y del 2,9 por ciento en 2020, aunque advierte de que las proyecciones están sujetas a sustanciales riesgos a la baja ante la posibilidad de tensiones financieras, un incremento del proteccionismo o mayores tensiones geopolíticas.

En el caso de las economías avanzadas, el Banco Mundial prevé un crecimiento del 2,2 por ciento en 2018, que se desacelerará al 1,9 por ciento el próximo año y al 1,7 por ciento en 2020 a medida que los bancos centrales eliminen de forma gradual las iniciativas adoptadas después de la crisis, y el repunte de las inversiones se normalice.

En concreto, el PIB de Estados Unidos crecerá en 2018 un 2,5 por ciento para desacelerarse al 2,2 por ciento en 2019 y al 2 por ciento un año después, mientras que la eurozona registrará este año una expansión del 2,1 por ciento, que se moderará al 1,7 por ciento en 2019 y al 1,5 por ciento en 2020.

En los mercados emergentes y las economías en desarrollo en su conjunto, el crecimiento se consolidará hasta alcanzar el 4,5 por ciento en 2018, dado que la actividad de los países exportadores de productos básicos continuará recuperándose, impulsando su expansión al 4,7 por ciento en los dos años siguientes.

En este sentido, el Banco Mundial prevé que China crecerá este año un 6,4 por ciento, para moderar gradualmente su expansión los próximos años, con un crecimiento del 6,3 por ciento en 2019 y del 6,2 por ciento en 2020.

Por su parte, Latinoamérica crecerá en 2018 un 2 por ciento, que acelerará en 2019 hasta el 2,6 por ciento y al 2,7 por ciento en 2020. En concreto, México crecerá este año un 2,1 por ciento y acelerará su expansión al 2,6 por ciento los dos años siguientes, mientras Brasil se expandirá en 2018 un 2 por ciento para crecer un 2,3 por ciento en 2019 y un 2,5 por ciento en 2020.

“Esta amplia recuperación en el crecimiento mundial resulta alentadora, pero no es momento de adoptar actitudes complacientes”, afirmó Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, señalando que es una gran oportunidad para invertir en capital humano y físico para incrementar la productividad, fomentar el crecimiento de la fuerza laboral y acercarse a los objetivos de poner fin a la pobreza extrema e impulsar una prosperidad compartida.