La migración en el punto de mira de las presidenciales estadounidense

En el artículo anterior hablamos de las dificultades que los migrantes están viviendo al cruzar la frontera sur de EE.UU., especialmente aquellos que son enviados a otros estados, principalmente Nueva York, con autobuses que cuestan una millonada a los contribuyentes.

Recientemente medios de comunicación estadounidense han señalado que el alcalde de Nueva York ha decidido demandar a 31 condados por «prohibirles» a los hoteles recibir a migrantes, justificando dicha decisión en un posible colapsó o crisis sanitaria. Esto refleja lo que hablamos en ese artículo cuando decíamos que los gobernantes corren la arruga y se desentienden de los migrantes, pero que con sus acciones las que están poniendo en jaque la seguridad nacional del país.

A la ciudad de Nueva York han llegado 74.000 migrantes de los cuales 47.200 están bajo el cuidado de la ciudad, pero esta cifra se incrementa a 96.000 personas si sumamos los mismo neoyorquinos que ya se encontraban en situación de calle. Hasta este momento el alcalde Adams (NY) está atado de manos y obligado a otorgar alojamiento y asistencia a las personas sin hogar por una orden judicial que tiene 40 años de vigencia.

Así que ahora corresponde a los tribunales el resolver cuál postura se ajusta a la realidad actual, si la posición de los condados en no recibir a migrantes o si ratifican la orden del Tribunal de hace 40 años. Mientras la ciudad sigue haciendo alianzas con el sector privado para seguir acogiendo a los migrantes enviados desde Texas, esta vez ha logrado un acuerdo con 50 iglesias protestantes y algunos centros musulmanes para dar alojamiento nocturno al grupo de hombres solteros que llegan, con los gastos cubiertos por las autoridades de la ciudad.

Es importante actualizar las cifras que se manejan en la frontera sur, desde que quedó sin vigencia el Título 42 se ha visto disminuido las detenciones a un 70% según lo divulgado por el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. Es decir, la semana previa a que perdiera vigencia el Título 42 se realizaron 10.000 detenciones diarias, luego del 12 de mayo de 2023 las detenciones disminuyeron a 3.400 diarias.

Las tres principales nacionales de las detenciones diarias fueron: 1.200 detenciones de mexicanos, 520 detenciones de hondureños y 360 detenciones de guatemaltecos.

En cuanto a la repatriación, desde que cayó el Título 42 hasta el 2 de junio fueron 38.400 personal las enviadas a sus países, de esa cifra 1.400 fueron enviados a México y son originarios de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela. Pero esta cifra es muy baja si la comparamos con las más de 2,5 millones de deportaciones realizadas en la Administración de Trump.

Migración y precampañas electorales

La migración juega un papel muy importante en la campaña para las presidenciales estadounidense que han comenzado con grandes figuras políticas presentando su candidatura y con posturas radicales como las de los republicanos Trump y DeSantis, en contraposición de la demócrata de Biden que busca darle espacios dentro de la sociedad americana a los migrantes.

En lo poco que va de precampaña hemos visto declaraciones como la de Donald Trump que radicaliza el tema y con el slogan «Estados Unidos más seguro» plantea para su gestión que los cuerpos de policía que están recibiendo subvenciones del Departamento de Justicia deben cooperar en el control de la migración con arrestos y deportaciones de los «delincuentes extranjeros». A la par que les ofrece a los policías que invertirá un presupuesto nunca antes visto en su contratación, capacitación y mejoras en las medidas de protección personal para que puedan hacer su trabajo.

Otra de las candidaturas republicanas que tiene la migración en el punto de mira de su precampaña y gestión pública es Ron DeSantis (gobernador de Florida). Recientemente DeSantis visitó la frontera sur y ofreció realizar una «coalición nacional contra la inmigración ilegal». Recordemos que el gobernador ya ha implementado políticas antiinmigrantes en su estado, entre ellas la ley contra inmigración ilegal de la Florida que entrará en vigor este 1ero de julio. Así mismo, De Santis ya ha implementado un programa para la reubicación «voluntaria» de extranjeros ilegales a otros «estados santuarios». DeSantis incluye en sus promesas poner a disposición de todo el país el programa de capacitación desarrollado por la Patrulla de Carreteras de Florida y el Grupo de Trabajo Antidrogas de la Guardia Nacional de Florida.

Por su parte, Biden sigue a favor de la migración y ha extendido el TPS para los venezolanos, y recientemente lo ha hecho para El Salvador, Nicaragua, Honduras y Nepal (alrededor de 300.000 migrantes se beneficiarían de esta extensión). También está agilizando el ingreso, a través de la aplicación móvil CBP ONE, para quienes quieran obtener asilo lo puedan solicitar de forma online y hasta antes de llegar a la misma frontera. Se estima que con esta aplicación se puedan dar 1.250 citas y dar rápida respuesta a las solicitudes.

Todos los precandidatos buscan el apoyo de los aproximadamente 60 millones de hispanos con derecho a votar en el país y que en estados como Florida tiene mucho peso. De ahí la clara estrategia de Trump en buscar el voto sin atacar directamente al migrante, un claro ejemplo fue su reciente visita al famoso local de la disidencia cubana en Miami sumado a siempre expresar en sus discursos el agradecimiento a cubanos, venezolanos y nicaragüense por su apoyo, población que en los últimos cuatro años han sido los principales beneficiarios de las políticas migratorias de Biden.

Decisiones del Congreso

El Congreso de EE.UU. también entra en los debates de la precampaña presidencial e inician una investigación contra Alejandro Mayorkas como titular del cargo de la Secretaría de Seguridad Nacional por negligencia en el cumplimiento de sus deberes de protección de las fronteras, especialmente la sur.

Investigación que viene promovida por congresistas republicanos que buscan su distinción o renuncia y con ello ganar puntos de los electores para ratificar que su postura en materia migratoria es la correcta. Atribuyen los ingresos masivos de migrantes ilegales a la reducción de recursos de la patrulla fronteriza y de eliminar los controles.

Estamos todos conscientes de que un cruce masivo sin controles y el «pin-pon» de un estado a otro de migrantes crea una puerta para que delincuentes/terroristas tengan fácil acceso al país y la oportunidad para filtrar agentes de otros gobiernos como el caso de China, que van 10.000 ciudadanos chinos que han cruzado de forma ilegal la frontera sur en el último año.

Lo dije en el artículo anterior y lo repito en este, me preocupa que estos ingresos de chinos sea una estrategia de su gobierno con miras a futuros conflictos entre ambas naciones o en el conflicto que ya está en el tapete mundial con Rusia, recordemos que China y Rusia en estos momentos son aliados, pero no tenemos todas las piezas de ese rompecabezas para saber hasta dónde llega esa alianza

También debemos agregar la información sobre las dos bases chinas de espionajes en Latinoamérica, una en Argentina bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y otra en Cuba desde hace dos años.

 Las posturas intermedias

Ambos partidos saben que necesitan a los migrantes, en especial de quienes traen bajo el brazo un título universitario,

como se dice popularmente » en río revuelto ganancia de pescadores».  Al reconocerles estudios superiores a los migrantes EE. UU. Obtiene una gran ganancia en capital humano y sin invertir un céntimo, pues sus países de origen han incurrido con todos los gastos de formación.

Y así lo han visto los legisladores republicanos y demócratas que están impulsando el proyecto de ley que permitiría a los venezolanos obtener la residencia permanente en el país. De este proyecto se beneficiarán alrededor de 400.000 venezolanos que hubiesen llegado a EE.UU. hasta diciembre del 2021 y que representan el 56% de los latinos que tienen estudios universitarios. Esta propuesta había sido planteada antes pero no se le dio curso en el Congreso, pero la organización My Vote Counst ha insistido y ahora vuelve a la cámara con apoyo de ambos partidos.

Otro punto en común entre ambos partidos es reconocer que el sistema de protección de fronteras ha colapsado, que necesitan más oficiales con mejor educación (debe tener mayor formación en psicología, derecho de migrantes e infancia, etc.) que les ayudaría a evitar violaciones de derechos humanos y la doble victimización, además de ejercer mejor sus funciones y saber identificar los casos excepcionales que pueden ayudar al país.

También ven la necesidad de hacer un plan nacional del trato del migrante, con especial énfasis en la población que están en un limbo jurídico dentro de su territorio para que puedan ser distribuidos según las necesidades laborales y de población de los Estados y permitir su correcta integración.

En cuanto al presupuesto, todos plantean el incremento de este, claro con sus matices y prioridades en las partidas que lo componen.

Yo le añadiría la recreación de un acuerdo con los países de la región para prevenir o distribuir a quienes están en las «rutas de migración», en pro de garantizarles estabilidad y seguridad. Lo que se requiere es voluntad política y siempre pensando en los migrantes como seres humanos y no sólo como un número más de estadísticas.

 

 

New York: el sueño americano de los migrantes

 

Acerca de Bárbara Puglisi 26 artículos
Abogada con experiencia en Derechos Humanos, Derechos de Infancia y Políticas Públicas.