La Institucionalidad en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España

Fondos Europeos destinados a España
Fondos Europeos destinados a España

En artículos anteriores he ido desarrollando el contenido del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, identificado como España Puede, y que fue presentado por el Gobierno español el pasado 07 de octubre de 2020, en esta oportunidad, quiero detallar la institucionalidad que se ha definido en el Plan para garantizar la gestión efectiva de los Fondos Europeos y una adecuada rendición de cuentas.

Recordemos que el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al presentar presentar el Plan, señaló que el mismo será la guía para la ejecución de 72.000 millones de euros de fondo europeo hasta 2023 y afirmó que el Plan busca que España crezca “de una nueva manera, sobre unos pilares mucho más robustos”.

Precisamente por tratarse de un Plan que va en beneficio de todos, es importante y parte de la Responsabilidad Cívica que todo ciudadano tiene de informarse sobre la forma como se ha diseñado la institucionalidad para garantizar una gestión inspirada en los principios de integridad, transparencia y rendición de cuentas.

El modelo de gobernanza que el Plan ha diseñado para garantizar la selección, seguimiento, evaluación y coordinación de los distintos proyectos, se ha configurado con la creación de las siguientes instancias:

  1. Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  2. Unidad de Seguimiento del Plan de Recuperación en la Presidencia del Gobierno.
  3. Foros o consejos consultivos de alto nivel entre los principales sectores implicados en el Plan.
  4. Conferencia Sectorial de Fondos Europeos en las comunidades y ciudades autónomas, en este
    caso, el Plan destaca que se trata de reactivar esta instancia.

En ese diseño institucional el Plan reconoce que las Conferencias de Presidentes Autonómicos, deben ser los espacios para los debates habituales sobre la implementación del Plan y los instrumentos del Next Generation EU.

Así mismo, el Plan se compromete a adecuar la estructura de la Dirección General de Fondos Europeo, que actualmente opera en el Ministerio de Hacienda, a los fines de garantizar una adecuada rendición de cuentas y un eficiente control del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

En cuanto al control parlamentario, se establece que el mismo será periódico y se llevará a efecto a través de la Comisión Mixta UE, sobre ejecución y resultados del Plan.

Ahora bien, con respecto a la integración de la Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Plan señala que será presidida por el Presidente del Gobierno y participarán los Ministos del área de gobierno con mayor vinculación con la ejecución del instrumento Next Generation EU.

Y que a los fines de garantizar sinergia y coherencia entre la formulación de la política económica y la implementación del Plan, habrá una necesaria vinculación entre esta Comisión con la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, y se creará un Comité Técnico para garantizar el apoyo técnico y legal necesario.

Por su parte, la Unidad de Seguimiento del Plan de Recuperación, será la responsable de proporcionar información continua al Presidente del Gobierno; su responsabilidad será hacer seguimiento político y estratégico al Plan para impulsar que todos los actores trabajen para una eficaz gestión de los fondos europeos, que supone el uso completo de los mismos, en coherencia con las reformas estructurales que sustenten.

En relación a los foros o consejos consultivos que propone el Plan, a los fines de garantizar que la colaboración entre todos los actores implicados en la ejecución del Plan sea Fluida y regular. Estos espacios, son destinados por el Plan al debate, información, asesoramiento y seguimiento de programas y proyectos, en el participarán todos los actores sociales, privados y públicos.

El gobierno se compromete en el Plan a reforzar el diálogo social con los distintos agentes sociales, con  interlocutores sectoriales estratégico, reconociendo esa labor como necesaria para buscar una mejor ejecución del Plan desde los distintos departamentos ministeriales.

Por último, se reactivará la Conferencia Sectorial de Fondos Europeos, con la finalidad de canalizar la gobernanza multinivel territorial propia del sistema español, y establecer mecanismos y vías de cooperación y coordinación en la implementación del plan.

El Plan destaca que en el proceso de gobernanza participarán también las entidades locales, sin profundizar en el cómo se concretará.

Por último, el Plan reconoce la existencia de lo que el mismo documento califica como “cuello de botella” y a los fines de superar las principales barreras jurídicas y administrativas, el Gobierno se compromete a aprobar un Real Decreto Ley, para garantizar así, una gestión ágil y eficiente del Plan.

Nuevamente este diseño institucional brinda una oportunidad para reforzar la transparencia a través del seguimiento de los ciudadanos a estas medidas, a tal fin, es fundamental que el Plan tenga la mayor divulgación posible, pues representa una herramienta útil para trabajar la confianza necesaria para mantener los niveles adecuados de cohesión social, el gobierno tiene un papel fundamental en mantener unida a la sociedad, pero la misma sociedad tienen una responsabilidad cívica de velar por esa misma unidad, por lo tanto, en estos tiempos tan complejos de pandemia, todos estamos en el mismo barco, como dice el Papa Francisco en su más reciente Encíclica Fratelli Tutti.

Sobre la despoblación en la recuperación, transformación y resiliencia

Carlos Romero
Acerca de Carlos Romero 18 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.