El sector plástico en el marco de la Ley de Residuos para una economía circular

“Vivimos momentos de incertidumbre y esta situación ha venido para quedarse”, son palabras del presidente de la Asociación Española de Industriales del Plástico (ANAIP) en la apertura de la Asamblea General el pasado 22 de abril de 2022 (1).
Los precios de la energía, la inflación, las dificultades para acceder a la materia prima y las subidas de precio de los polímeros se unen a unas nuevas regulaciones a través de las cuales se busca reducir algunos productos plásticos y la creación de nuevos impuestos, son las principales amenazas que en un contexto económico difícil pone en riesgo a muchas empresas del sector, según advierte ANAIP (2).
Particularmente sobre las regulaciones, ANAIP, afirma que el reducir algunos productos plásticos es una medida desmesurada que supondrá la necesaria sustitución de unos materiales por otros; y sobre la creación de nuevos impuestos, como el de envases plásticos no reutilizables incluido en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que entrará en vigor en 2023, considera que la misma representará un sobreestímulo al consumo de material reciclado que hará que se incrementen los precios de este material, incluso por encima de las materias primas vírgenes.
En una entrevista publicada en marzo del 2022 (3), Luis Cediel, director general de ANAIP, sobre las nuevas regulaciones anunciadas para el momento del reportaje, afirmó en primer lugar, que prohibir unos plásticos no es nunca la solución, menos aún si no se complementa con el fomento del uso responsable y la concienciación social en la materia; y en segundo lugar, advirtió que hay aplicaciones que aconsejan que se mantenga el monouso por higiene y seguridad alimentaria, para lo cual, el plástico es el material más eficiente y ecólogico.
Cediel nos dice que el plástico al final de su vida útil no es un residuo, sino un recurso, porque son reciclables; agrega además que el problema no son los plásticos en general, sino los residuos mal gestionados, a tal fin, reconoce que el sector ha invertido tiempo para dar a conocer a la sociedad lo que son realmente los plásticos y los beneficios que aportan en términos de eficiencia en la lucha contra el cambio climático y a favor del desarrollo sostenible.
El desconocimiento sobre los beneficios del plásticos y las campañas de greenwashing, alerta Cediel, son dos elementos que contribuyen con la campaña de demonización del plástico, que afirma, no sólo intenta impactar la imagen pública, sino que ahora se está trasladando también al marco regulatorio, llegando a ser incluso discriminatorio para los plásticos frente a otros materiales.
Pero ante esa campaña de demonización del plástico, hay una realidad registrada en cifras que destaca que en los últimos años la economía circular en la industria del plástico en España ha aumentado, a tal fin el reportaje de marzo 2022, cita el estudio elaborado por Anarpla y Ciclopast, con datos del 2019, en cuyo contenido evidencia que “por tercer año consecutivos, la cifra de toneladas de plástico reciclado en nuestro país ha superado a la de depositado en el vertedero.”
Es oportuno recordar que a nivel de Europa, este año 2022 también se publicó un informe sobre la economía circular en Europa, elaborado por la Asociación de Productores de Plástico Plastic Europe, que con datos del año 2020 y comparando con data del año 2018, en el cual se demuestran avances importantes, que como bien reconoce el propio estudio, no son suficientes para enfrentar el desafío del presente (4).
Entre los datos que el mencionado informe europeo registra, se puede mencionar, entre otros, que comparando el 2020 con el 2018, la producción de plásticos reciclados post-consumo aumentó en un 12% y el uso en nuevos productos creció un 15%, alcanzando los 4,6 millones de toneladas, marcando una tendencia hacía mayores niveles de circularidad en el ecosistema de los plásticos.
Cediel en su entrevista afirma que en el corto plazo el sector seguirá trabajando en favor de la economía circular y la sostenibilidad; con el desarrollo de productos reutilizables; la potenciación de distintas tecnologías de reciclaje y del uso de material reciclado.

El Plástico en la Ley de Residuos.

La exposición de motivos de la reforma a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, nos dice que el plástico es un material muy presente en nuestra economía y nuestra vida cotidiana; y agrega además, que tiene funciones múltiples que ayudan a resolver diversos problemas a los que se enfrenta nuestra sociedad; para el Informe elaborado por Plastic Europe, el plástico tiene un papel clave en la construcción de un futuro sostenible y climáticamente neutral.
En tal sentido, intentemos acercarnos de forma muy general al contenido y estructura de las normas que en la mencionada reforma abordan el tema del plástico, para así, tener una primera idea sobre el contenido de la reforma y su alcance, en tal sentido la Ley nos presenta la siguiente estructura: dos títulos, 1 disposición adicional, otra transitoria y una final, desarrollan más de 20 artículos normativos orientados hacia este sector:
-Titulo V de la Ley, lleva por título: Reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente. (Artículos 55 al 62).
-Titulo VII cuyo título es: sobre las medidas para incentivar la economía circular, desarrolla en su Capítulo I un conjunto de normas sobre el Impuesto especial sobre envases de plástico no reutilizables. (Artículos 67 al 83).
Oportuno es destacar que según el artículo 67, ese tributo es de naturaleza indirecta y recae sobre la utilización, en el territorio de aplicación del impuesto, de envases no reutilizables que contengan plástico, tanto si se presentan vacíos, como si se presentan conteniendo, protegiendo, manipulando, distribuyendo y presentando mercancías.
-La disposición adicional segunda desarrolla la regulación sobre las bolsas de plástico, que exige a las administraciones públicas, adoptar medidas necesarias para promover los sistemas más sostenibles de prevención, reducción y gestión de los residuos de bolsas de plástico y sus alternativas, incluidas las acciones correspondientes a la condición de la administración como consumidor, a través de las compras públicas, de conformidad al Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores.
Importante destacar que esta exigencia ya estaba en la Ley de Residuos reformada del año 2011, se eliminó en la reforma la obligación del calendario de sustitución de bolsas y la Comisión de coordinación especializado para el estudio de las propuestas sobre la prevención y la gestión de los residuos de las bolsas comerciales de un solo uso de plástico no biodegradable
-La disposición transitoria décima plantea la acreditación de la cantidad de plástico reciclado contenida en los productos que forman parte del ámbito objetivo del impuesto.
-La disposición final séptima, nos habla de los residuos textiles, muebles y enseres, plásticos de uso agrario y residuos sanitarios, que plantea un plazo de 3 años para reglamentar la responsabilidad ampliada del productor.
Y por último en los anexos, el anexo IV nos habla de los productos de plástico de un sólo uso.

Presencia del tema en medios de información durante las primeras semanas.

 
En un artículo anterior destaqué que el 15% de las noticias y/o artículos sobre la reforma a la Ley de Residuos, registrados por el buscador Google Alert desde el día 3 y hasta el 29 de abril abordaron el tema de la obligatoriedad del agua del grifo gratis para los consumidores en hoteles y restaurantes.
En el caso del plástico, hubo una presencia de un 7% de los 260 artículos revisados durante el período señalado en el párrafo anterior; por su parte la industria textil y el tema de impuesto lograron alcanzar el 1% del total de artículos registrados por Google Alert, en el período señalado.
La mayoría de las noticias son meramente informativas, como por ejemplo en Crónica Norte (5) cualquier lector pudo acercarse al contenido de la reforma, que se puede concretar de la siguiente manera:
-Pone coto al uso de plásticos de un solo uso, con medidas enfocadas a la reducción de este material en envasados, la sensibilización, el marcado y el fomento del ecodiseño.
-Restringe la fabricación y uso de determinados productos de plásticos no reutilizables, como cubiertos, platos o pajitas, entre otros.
-Introduce un impuesto estatal a los envases de plástico de usar y tirar, para avanzar en prevención y en la reducción de su utilización en el territorio español.
Y con esos tres puntos extraídos del artículo señalado, cualquier interesado puede entonces comprender el alcance de la Ley atendiendo a la estructura que previamente fue señalada.
Hay un artículo que considero oportuno destacar, por el valor de su contenido en cuanto a la necesidad de informar y formar a la sociedad en cuanto al papel del plástico como recurso y no como residuo, tal y como lo sostiene ANAIP. El mencionado artículo hace referencia a los plásticos tóxicos y presenta un subtítulo que advierte “Que no sea peor el remedio que la enfermedad” (6).
El artículo reconoce que la nueva Ley representa un importante avance para la eliminación de compuestos tóxicos para mejorar la salud humana, pero advierte que tanto el BPA y los Ftalatos no son los únicos disruptores endocrinos presentes en los materia les de uso cotidiano, hay más de 3 mil sustancias químicas diferentes asociadas a materiales plásticos, de las cuales más de 60 están caracterizadas como sustancias de alto riesto para la salud, las cuales requerirían medidas similares.
El artículo nos permite entender que BPA y los Ftalatos son sustancias químicas de alto volumen de producción que se utilizan desde hace varías décadas para fabricar plásticos. El BPA proporciona robustez a los plásticos, y se usa para fabricar policarbonato y resinas epoxi; por su parte los Ftalatos, proporcionan flexibilidad, y se usan para fabricar cloruro de polivinilo.
Este es un tema muy técnico y hasta podría decirse académico que aún así, necesita ser procesado y comprendido por la sociedad, para valorar lo complejo que resulta la tarea de impulsar la economía circular y alcanzar la sostenibilidad en el mundo del plástico.
El problema no es el plástico, sino los residuos mal gestionado, son palabras que cité de una entrevista al Director General de ANAIP, para comprenderlo es necesario que haya un mayor esfuerzo de divulgación y comprensión del papel del plástico en la transición hacia el modelo circular y en la ruta hacia la sostenibilidad.
En la medida que avancen los meses, sin duda habrán más espacios para profundizar sobre el impacto de la reforma en el sector plástico y en la cotidianidad del consumidor, entonces, con más argumentos, podrá valorarse si la reforma contribuyó o no, facilitó o no el camino hacia el modelo circular y en la lucha contra los efectos del cambio climático.
Lo que no me queda claro es cómo el sector plástico logra comunicar a la ciudadanía los efectos de la reforma y el papel del plástico como recurso y no como residuo.
Carlos Romero Mendoza.
@carome31
https://iberoeconomia.es/opinion/el-agua-de-grifo-gratis-y-la-nueva-ley-de-residuos-en-espana/
Acerca de Carlos Romero 76 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.