España recibirá 121 millones de turistas para 2028

El Consejo Mundial de Viaje y Turismo estima que el sector turístico en España genere unos 500.000 nuevos empleos.
El Consejo Mundial de Viaje y Turismo estima que el sector turístico en España genere unos 500.000 nuevos empleos.

El incremento en el número de visitantes hará que el sector cree un total de 500.000 nuevos puestos de trabajo.

El sector turístico representará el 6,1 por ciento del PIB español en 2028.
El sector turístico representará el 6,1 por ciento del PIB español en 2028.

El turismo en España seguirá creciendo durante la próxima década. Las estimaciones del Consejo Mundial de Viaje y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) prevén que España alcance los 121 millones de turistas en 2028, una evolución por la que se espera que, en diez años, el sector turístico genere 500.000 nuevos empleos.

El ‘boom’ turístico en llegadas unido a una mayor movilidad entre los viajeros nacionales, impulsará el crecimiento del empleo. Así, en 2028 habrá 1.154.000 empleos directos, 224.500 más que el año pasado.

El mayor crecimiento será en el total el empleo turístico, sumando los indirectos. En 2028 habrá 3.342.000 empleos tanto directos como indirectos (el 16,9 por ciento del total), frente a los 2.838.500 con los que se cerró 2017. Eso supone un aumento de más de 500.000 empleos en una década.

El ‘lobby’ turístico mundial calcula que la contribución directa del turismo al PIB español crecerá un 3,2 por ciento en 2018 desde los 64.000 millones de euros logrados en 2017. A partir de 2019, se moderará hasta un 2,6 por ciento anual hasta 2028. Para entonces, la contribución directa representará el 6,1 por ciento del PIB español (83.000 millones de euros).

Si se tiene en cuenta el impacto indirecto (inversiones o compras de proveedores), las cifras son todavía más altas. De esta forma, la contribución total al PIB del turismo llegó a ser del 14,9 por ciento el año pasado, un total de 172.900 millones.

El crecimiento total hasta 2028 será ligeramente menor que en la contribución netamente directa, llegando a ser solo del 2,3 por ciento anual. Con esto, dentro de diez años el impacto total del turismo en España llegará al 16,4 por ciento del PIB (253.600 millones de euros).

Para la presidenta y consejera delegada del WTTC, Gloria Guevara, todos estos datos demuestran la fortaleza de España, que sigue creciendo independientemente de cómo evolucione su entorno.

“Se suele decir que el crecimiento de España en turismo se debe a que el norte de África no creció y no es así”, ha explicado Guevara. La región norafricana creció a un ritmo del 22,6 por ciento en 2018, al mismo tiempo que también crecía España. “Hay que darle crédito al Gobierno y al sector privado por ese crecimiento“, ha asegurado.

Medio millón de empleos

Los datos de WTTC arrojan que España cerró 2017 con 930.000 empleos directos en el sector turístico, el 4,9 por ciento del total, que suben hasta 2,83 millones si se tienen en cuenta los indirectos, el 15,1 por ciento del total.

En diciembre, Guevara cifró el crecimiento para la próxima década en 330.000 empleos adicionales. La nueva cifra, 500.000 nuevos empleos hasta 2028, se debe a que “el cierre de España en 2017 fue mejor de lo esperado”. Ese medio millón adicional implica un aumento medio anual del 1,5 por ciento (dato por encima de la media de la UE), que se quedará en un crecimiento medio del 1,1 por ciento hasta 2028, pero por debajo de la media mundial (2,5 por ciento).

España, en el puesto 128 en el ranking mundial de crecimiento total de empleo turístico, se sitúa por encima de Francia (1,4 por ciento anual), Italia (1,3 por ciento), Reino Unido (0,8 por ciento) o Alemania (0,4 por ciento) en esta clasificación.