El 82% de los españoles ve repetirse los errores previos a la crisis

El estudio de Casaktua indica que un 82 por ciento de los españoles ve la situación actual muy similar a la de 2008.
El estudio de Casaktua indica que un 82 por ciento de los españoles ve la situación actual muy similar a la de 2008.

En concreto, en el mercado inmobiliario donde se observa un rápido aumento en el precio de la vivienda y el crecimiento de la demanda.

Chus de Miguel, directora comercial de Casaktua, en la presentación IV Estudio Casaktua.
Chus de Miguel, directora comercial de Casaktua, en la presentación IV Estudio Casaktua.

La recuperación económica, unida a la alta demanda de vivienda, más solvente y con mayor flexibilidad hipotecaria, pronostica un 2018 prometedor para el mercado inmobiliario. Al menos, así lo considera el IV Estudio Casaktua ‘La demanda de vivienda en España. Diez años después del estallido de la crisis’, una publicación en la que se revela que el 37 por ciento de los españoles tiene intención de cambiar de residencia próximamente: el 24 por ciento busca una vivienda en propiedad y el 13 por ciento en alquiler.

Sin embargo, no todas son alegrías. El rápido aumento de los precios de la vivienda y el crecimiento de la demanda han abierto el debate sobre un posible estallido de una nueva crisis inmobiliaria. De hecho, el 82 por ciento de los españoles está “de acuerdo” o “muy de acuerdo” con que el escenario actual presenta indicios similares a la situación que se dio antes de 2008.

La razón de esta percepción, según afirman, es el incremento del precio de la compra en los dos últimos años (86 por ciento) y del alquiler (89 por ciento). Sobre todo, de este último. El 73 por ciento de los encuestados opina que, ahora mismo, comprar es mejor elección que alquilar. No obstante, hay algo que sí ha cambiado: para el 60 por ciento la oferta de vivienda nueva se ha reducido, lo que también ayuda a la subida de precios.

Más compras

España sigue siendo un país con cultura de comprar vivienda, y la actual subida de los precios en el alquiler está animando, aún más, al mercado de la propiedad. Lo avalan datos como que el 58 por ciento de los que optan por el alquiler en realidad preferiría comprar, pero no lo hacen porque sus circunstancias económicas no se lo permiten.

Ante la pregunta de con quién piensan compartir esta futura propiedad, el 30 por ciento reconoce que tiene intención de mudarse en solitario. El resto (70 por ciento), compartirá gastos: con su pareja (85 por ciento), con familiares (9 por ciento), con amigos (5 por ciento) o con estudiantes 1 por ciento.

En cuanto al tiempo de búsqueda, la escena también está cambiando. Tal y como muestran las 1.100 encuestas realizadas en todo el territorio nacional, la mitad de los futuros compradores reconoce que ha tomado la decisión de adquirir un inmueble recientemente, en 2018, y el 26 por ciento comenzó a buscar en 2017. Esto supone que más del 76 por ciento empezó buscar vivienda en el último año y medio. En el estudio anterior este porcentaje era de 23 puntos menos (53 por ciento).

El alquiler, un 6% más caro que la hipoteca

El coste promedio que están pagando actualmente las personas que residen en alquiler es de 469 euros/mes, un 6 por ciento más alto que la cuota media hipotecaria(442€/mes).

 A este respecto, 1 de cada 5 inquilinos ha sufrido recientemente un incremento de la mensualidad por parte de su casero. De estos, el 24 por ciento paga ahora 50 euros más que hace unos meses, y casi el 10 por ciento afronta una renta de 100 euros adicionales.

Si comparamos las regiones con mayor población, el gasto destinado al alquiler y a la hipoteca en Andalucía y Comunidad Valenciana es sustancialmente menor a las comunidades de Cataluña y Madrid.

En concreto, en las dos primeras, el coste destinado a la hipoteca es, de media, 400 euros y 437 euros, respectivamente, mientras que en las otras dos localizaciones es de 491 euros en la región catalana y 494 euros en la comunidad madrileña. En lo que respecta al alquiler, en el caso de Comunidad de Madrid y Cataluña, este sería de 542 euros y 580 euros en cada caso. Por el contrario, en Andalucía es de 366 euros mensuales y en la región valenciana de 405 euros.

Si se hace un análisis por provincias, se desprende que el alquiler promedio en la provincia de Barcelona es más elevado que en Madrid: 630 vs 562 euros.