CC.OO.: el SEPE tiene un déficit de 2.500 empleados

CC.OO.: el SEPE tiene un déficit de 2.500 empleados

CC.OO. ha advertido que el Servicio Público de Empleo Estatal necesita aumentar su plantilla para hacer frente a la avalancha de ERTEs producto del coronavirus

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO. (FSC-CC.OO.) ha advertido este lunes del «peligro de colapso» del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y de la necesidad de engrosar su plantilla con 2.500 nuevos efectivos ante la avalancha de solicitudes de prestaciones por desempleo derivadas de los cientos de expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) presentados por numerosas empresas por la crisis del coronavirus.

«El Servicio Público de Empleo Estatal debería estar en condiciones de incorporar 2.500 efectivos de forma inmediata si se pretende que las nuevas ayudas por desempleo se abonen y ello se haga con rapidez», subraya el sindicato en un comunicado.

Según argumenta CC.OO., el SEPE, como organismo encargado de la gestión de todas las medidas dirigidas a flexibilizar los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos, va a recibir una carga de trabajo adicional «difícil de calibrar» ante la avalancha de expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) que están presentando las empresas y que hacen suponer que al menos va a tener que gestionar un «desproporcionado volumen» de solicitudes de prestación por desempleo.

El sindicato denuncia que este organismo ha sufrido en los últimos años un recorte en su plantilla «excepcionalmente severo», pues de los más de 10.200 efectivos con los que llegó a contar hace algunos años, se ha pasado actualmente a menos de 7.900.

«Se ha perdido del orden del 25% de la plantilla y se soporta otro 17% de eventualidad que aún no tiene una solución definida», critica CC.OO., que avisa de que sería «ridículo» comprometer recursos económicos suficientes para dar respuesta a las necesidades de trabajadores y empresas, diseñar los nuevos procedimientos necesarios para el reparto de dichos recursos y «fracasar a la hora de gestionar los mismos por las carencias que se soportan» en el SEPE.

En este sentido, el sindicato advierte de que si no se mejora sensiblemente la plantilla, el SEPE colapsará y una buena parte del mensaje del Gobierno y de las medidas adoptadas por el Gobierno «caerán como un castillo de naipes».

La organización sindical avisa además que si en el SEPE las carencias son claras, en el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que no llega a los 350 efectivos a nivel estatal, «la situación puede llegar a ser aún más dramática». Para «soportar lo que se le viene encima», CC.OO. pude que se llegue al menos a los 600 efectivos.

«Es cierto que la prioridad ahora es estrictamente sanitaria pero no debe olvidarse que los próximos meses van a ser también de desasosiego en el plano económico y laboral. Los organismos encargados de gestionar los denominados estabilizadores automáticos de la economía como el SEPE y el Fogasa, van a tener que ser, en buena medida, los garantes de un nivel de rentas mínimo que impida que una parte importante de la población entre en claves de desesperación», alega el sindicato.

Por todo ello, CCOO se ha dirigido a los responsables de estos organismos, a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y a los responsables de Función Pública en la Administración General del Estado para exigir soluciones para ambos organismos.

Nissan solicita un ERTE para 3.300 empleados en Cataluña