Un magnate brasileño condenado a 30 años de prisión por corrupción

Marcelo Bretas, juez brasileño.
Marcelo Bretas, juez brasileño.

El empresario también tendrá que pagar una multa de unos 13,5 millones de dólares por sus actividades delictivas.

Eike Batista ha sido condenado a 30 años de cárcel y a pagar una multa por 13,5 millones de dólares.
Eike Batista ha sido condenado a 30 años de cárcel y a pagar una multa por 13,5 millones de dólares.

El juez Marcelo Bretas, el mismo que envió al expresidente Lula da Silva a prisión, ha condenado al multimillonario brasileño Eike Batista a 30 años de cárcel por corrupción, así como a pagar una multa de 53 millones de reales, que equivalen a más de 13,5 millones de dólares.

El empresario fue investigado por el Ministerio Público Federal de corrupción activa por sus relaciones con el ex gobernador de Río de Janeiro Sérgio Cabral. Ahora, el juez condena a Batista de haber sobornado a este con 16,5 millones de dólares durante su mandato.

El juez Bretas afirma que la empresa de Batista fue la artífice de una trama criminal tan elaborada que dificultó la detección por parte de los órganos de investigación, de manera que durante años el ahora condenado habría sido capaz de eludir las acusaciones.

“Se trata de una persona que, a pesar de poseer una situación acomodada, ha revelado un gran impulso en su actuar”, añadió el juez, que además ha condenado al exgobernador implicado a otros 22 años y ocho meses de prisión por corrupción pasiva; así como a su esposa, Adriana Ancelmo, a cuatro años y seis meses.