Paraguay agilizará los procesos de extradición de delincuentes

Presidente de Paraguay
Paraguay quiere dejar de ser visto como un refugio de delincuentes.

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, asegura que la medida ayudará en el proceso de seguridad.

El Gobierno analizará los procesos de extradición abiertos en Paraguay contra extranjeros con objeto de “acelerar” los mismos para que el país deje de ser un “refugio” de delincuentes de otras nacionalidades, según informó el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.

Persona esposada
Mejorar el sistema de prisiones es otro de los objetivos del Gobierno paraguayo.

El ministro explicó que elaborarán un informe sobre todos los procesos de extradición que hay actualmente en marcha en el país y de los que actualmente no existen datos conjuntos, en una rueda de prensa tras el Consejo de Seguridad semanal, celebrado en el Palacio de Gobierno, en Asunción,

Con ese documento, el Ejecutivo analizará las “posibilidades legales” para “acelerar” esos procesos, e incluso, “ejercer la expulsión inmediata” de los procesados en los casos en que sea viable, porque “este país no puede ser el refugio” de delincuentes, afirmó Villamayor a los medios.

Otro de los objetivos del Gobierno es aliviar la población penitenciaria del país, un problema “que tenemos que poder encarar de forma desapasionada”, dijo, y que provoca, según él, que numerosos delincuentes no entren en la cárcel.

Aseguró que entre enero de 2018 y el mismo mes de este año, se realizaron “aproximadamente 10.000 detenciones” y, sin embargo, la población penitenciaria estimada en unas 15.000 personas, apenas ha variado.

En ese sentido, aseguró que “existe un proyecto para aumentar la capacidad penitenciaria”, pero advirtió de que “si no hay lugar en la cárcel y el delincuente tiene que estar en la calle”, resulta “muy difícil” que disminuya el “impacto de la delincuencia”.

Una de las consecuencias de la superpoblación carcelaria fue el internamiento, en los últimos años, de presos considerados peligrosos en el cuartel policial de la Agrupación Especializada de Asunción, y que actualmente el ministro pretende trasladar a prisiones comunes, tras registrarse varios incidentes a finales de 2018.

Entre ellos, la fuga de dos reos del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC), supuestamente con ayuda de varios agentes, y el asesinato de una mujer en una celda por parte de un narcotraficante brasileño.

Sobre ello, Villamayor indicó este lunes que el ministerio cursará entre “esta semana y la próxima” los pedidos judiciales para el traslado de unos 12 presos de los cerca de 40 que acoge la institución.

El actual Gobierno, encabezado por Mario Abdo Benítez, ha optado ya en varias ocasiones por la extradición de presos con cuentas pendientes con la Justicia de terceros países, entre ellos la expulsión a Brasil del narcotraficante Marcelo Pinheiro, después de que asesinara a la mujer que fue a visitarle a su celda en la Agrupación Especializada.

También ha utilizado esa herramienta con algunos de los miembros detenidos en Paraguay de las principales organizaciones criminales del país vecino.