La demanda de coca se dispara en Brasil, Argentina y Chile

Devida asegura que ha incrementado el cultivo de coca dentro de la Amazonia peruana gracias al gran consumo de estupefacientes en Brasil, Argentina y Chile.
Devida asegura que ha incrementado el cultivo de coca dentro de la Amazonia peruana gracias al gran consumo de estupefacientes en Brasil, Argentina y Chile.

El incremento de la demanda en la región ha generado un repunte en el cultivo dentro de la Amazonia peruana.

El informe anual del Departamento de Estado de EEUU, sobre el control de drogas, precisa que Perú es el segundo país que produce más cocaína y cultiva más hoja de coca en todo el mundo.
El informe anual del Departamento de Estado de EEUU, sobre el control de drogas, precisa que Perú es el segundo país que produce más cocaína y cultiva más hoja de coca en todo el mundo.

El presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) de Perú, Rubén Vargas, ha informado del aumento en el cultivo de coca en las regiones de la Amazonia peruana que limitan con Brasil y Bolivia. Este mapa de cultivo está cambiando debido al incremento del consumo de estupefacientes en Brasil, Argentina y Chile y de mercados emergentes como Asia.

“El mercado de drogas en Brasil está moviendo el mapa de la droga en Perú. Además, hay una reconfiguración del mercado en países como Argentina y Chile donde están consumiendo mucha cocaína. Pero no solo son consumidores, sino que son puntos de reembarque a otras partes del mundo”, ha señalado el presidente.

En 2016 la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC) emitió un informe que reflejaba la superficie de cultivo destinada a la cocaína. Unas cifras que no han cambiado desde entonces a pesar de que la distribución sí lo ha hecho.

Nos queda claro que hay un aumento en zonas de la frontera: en el Bajo Amazonas, Caballococha -doble frontera con Colombia y Brasil-, en la provincia de Sandia -región Puno, frontera con Bolivia, aunque bien conectada con Brasil por la carretera Interoceánica Sur- y en la región Madre de Dios -colindante con Brasil y Bolivia-“, ha señalado el presidente de Devida.

Según el diario ‘El País’, en Perú, aproximadamente, 11.000 toneladas de hoja de coca tienen destino lícito, es decir, para el consumo tradicional en los Andes para ‘chacchar’ o masticar, o para infusiones, galletas y caramelos ya que evita el llamado ‘mal de altura’. Por tanto, no todo es ilegal, el problema radica en que el comercio de la cocaína no deja de crecer y por tanto, la producción tampoco.

Hojas de coca

Vargas señala que las entidades involucradas en la lucha antidroga no se ponen de acuerdo desde hace años en la fórmula para calcular la producción de cocaína porque “algunas dicen que se necesitan 300 hojas de coca para producir un kilo de cocaína y otras señalan que 250”.

Ante la falta de información sobre la cocaína producida en territorio peruano, el Gobierno no reconoce si es el mayor productor de cocaína frente a Colombia y Bolivia, sin embargo, según el informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre control de drogas publicado en el mes de marzo, Perú se sitúa como el segundo país que produce más cocaína y cultiva más hoja de coca en todo el mundo.

Según el informe de UNODC de 2016, la superficie de cultivo de coca en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (selva sur-central de Perú) ascendió a 20.304 hectáreas. Una cifra que desde 2009 ha crecido 1.500 hectáreas por año llegando a producir 66.000 toneladas de coca al año, suponiendo un 75 por ciento de lo que se produce en todo Perú.