España quiere entrar en el proyecto del tren Maya

El Tren Maya abarca 1.525 kilómetros y un coste estimado en más de 5.000 millones de euros.

El Gobierno ha demostrado su interés en los grandes megaproyectos de México, incluido su plan de carreteras o su nuevo aeropuerto internacional.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha trasladado al secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno mexicano, Javier Jiménez, el interés de las empresas españolas en participar en proyectos como el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya y el Programa Nacional de Carreteras.

Durante su encuentro con el secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno mexicano, se ha resaltado la gran implantación de las empresas de capital español en México y Ábalos ha destacado su solvencia, eficiencia, competitividad y sostenibilidad.

Entre otras cuestiones, Ábalos ha consultado el estado de las inversiones ya proyectadas durante la legislatura anterior y que son de alto interés para las empresas españolas presentes en la zona, como el Tren Ciudad de México-Toluca, el tren rápido Ciudad de México-Querétaro, la ampliación del metro de Ciudad de México y la nueva situación generada tras la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de México.

Esta visita tiene por objetivo afianzar y aumentar la presencia española en los grandes proyectos del país azteca en materia de infraestructuras y transportes. En este sentido, las empresas del Grupo Fomento tienen un “elevado” interés en tres proyectos: el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya y el Programa Nacional de Carreteras.

Varias empresas españolas quieren participar en los megaproyectos de transporte que México pretende impusar.

El Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, dotado con una inversión pública inicial de 367 millones de euros, pretende conectar los 308 kilómetros del denominado Corredor Transístmico, entre el puerto de Salina Cruz (océano Pacífico) y el puerto de Coatzacolalcos (Golfo de México). El proyecto busca la modernización del ferrocarril, el fortalecimiento de dichos puertos comerciales y la complementación de la red de carreteras.

En cuanto al Tren Maya, con un recorrido total de 1.525 kilómetros y un coste estimado de entre 5.500 y 6.800 millones de euros, servirá para conectar las principales ciudades y zonas turísticas de la península del Yucatán.

El Programa de Infraestructura de Carretera, con una inversión anunciada por el Gobierno mexicano de alrededor de los 3.500 millones de euros, afecta a 5.500 kilómetros.

En el marco de este viaje, el ministro también se ha reunido con el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, con el objetivo de afianzar las buenas relaciones y la colaboración entre ambos países.

Durante la jornada de este martes, Ábalos se entrevistará con la Autoridad Federal de Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, Rafael Marín, en Ciudad de México. A continuación, la delegación española se desplazará a Oaxaca, donde despachará con el gobernador, Alejandro Murat, y otras autoridades de dicho Estado mexicano para, posteriormente, firmar un Memorándum de Entendimiento entre el Reino de España y el Estado de Oaxaca en materia de transportes.