‘Coco’, de Disney-Pixar, eleva la venta de guitarras en México

La película 'Coco' dispara la venta de guitarras clásicas en el pueblo mexicano de Paracho.
La película 'Coco' dispara la venta de guitarras clásicas en el pueblo mexicano de Paracho.

La creación de guitarras clásicas es una de las principales fuentes de ingresos del poblado de Paracho.

Los precios de las guitarras en el pueblo mexicano oscilan entre los 104 y los 1.042 dólares.
Los precios de las guitarras en el pueblo mexicano oscilan entre los 104 y los 1.042 dólares.

La película de Disney-Pixar ‘Coco’ ha inspirado el amor por la música en el pequeño poblado mexicano de Paracho, hogar de la tradicional guitarra que se hizo famosa en la película y que en los últimos días ha experimentado un “boom” en la venta de guitarras tradicionales.

La película sigue a un niño que accidentalmente se encuentra en la tierra de los muertos durante las celebraciones mexicanas del Día de Difuntos. Un elemento central de la trama es la fiel guitarra tradicional de Paracho del niño.

La elaboración de guitarras ha sido una forma de vida en el pequeño poblado indígena desde hace siglos. Según la leyenda, un sacerdote que llegó con los conquistadores españoles decidió que a los lugareños se les debería de enseñar a elaborar alguna artesanía para apoyar su economía.

Paracho pronto ganó fama como la capital de México para la fabricación de instrumentos de cuerda y ‘Coco’ ahora ha logrado que sus artesanos alcancen fama mundial y aumenten sus ventas, dijeron los artesanos.

La película, lanzada por Pixar, de Walt Disney Co, ha recaudado más de 550 millones de dólares en todo el mundo, según Box Office Mojo, y se clasifica como la película más taquillera en México de todos los tiempos.

Los precios de las guitarras hechas a mano van desde unos 2.000 pesos (104 dólares) hasta 20.000 pesos (1.042 dólares) las que están elaboradas con madera fina. Debido a la demanda popular, los artesanos locales le han dado a la guitarra tradicionalmente oscura un toque de Día de los Muertos pintando el instrumento de blanco y agregando en el frente un grabado de la calavera tradicional mexicana.