Un juez de EE. UU. bloqueará el plan para levantar las restricciones fronterizas de COVID para migrantes

MR24. WASHINGTON, DC (EE.UU.), 16/02/2017.- Una mujer sostiene un cartel en el que se lee: "Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos", durante una marcha realizada en apoyo al evento "Un Día Sin Inmigrantes" hoy, jueves 16 de febrero de 2017, en Washington, DC (EE.UU.). Un día sin inmigrantes es un evento nacional de un día en el que los comerciantes y empresarios demuestran su oposición a las políticas de inmigración del presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, y para mostrar solidaridad a los trabajadores inmigrantes. EFE/MICHAEL REYNOLDS

Un juez federal en Luisiana ha señalado este lunes que tiene la intención de dictaminar que las autoridades estadounidenses no puedan proceder de inmediato con los planes para levantar las restricciones de la pandemia que autoriza a los agentes estadounidenses a devolver a los migrantes sin darles la oportunidad de buscar asilo en la frontera con México.

El juez de distrito de EE. UU., Robert Summerhays, ha manifestado su intención después de una audiencia en un caso presentado por 21 estados contra la administración del presidente Joe Biden.

El juez ha señalado que se consultarían ambas partes sobre los términos específicos de una orden de restricción temporal e intentarían llegar a un acuerdo. El fallo cambiaría la decisión de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. de poner fin a la llamada orden fronteriza del Título 42 antes del 23 de mayo.

El Título 42 permite a las autoridades de EE. UU. expulsar rápidamente a los migrantes, incluidos los solicitantes de asilo, a México y otros países para evitar el hacinamiento en las estaciones fronterizas que podría exacerbar la propagación de COVID-19.

Una victoria para los republicanos

Biden ha tenido problemas para implementar lo que él describe como un sistema más humano y ordenado en la frontera entre EE. UU. y México en medio de un número récord de inmigrantes arrestados mientras cruzaban ilegalmente, fallos judiciales desfavorables y oposición política de los republicanos y algunos miembros de su propio partido.

La declaración del juez es una victoria para los republicanos que pidieron poner fin a la orden que habría aumentado la inmigración ilegal y lo que caracterizaron como «solicitudes de asilo sin mérito».

El fiscal general de Luisiana, Jeff Landry, ha elogiado la decisión en Twitter y escribió que el juez había concedido la solicitud de los estados de «detener esta enorme amenaza para nuestra seguridad nacional».

Más de 20 estados piden no terminar con la orden

El CDC dijo a principios de abril que el Título 42 ya no era necesario para combatir el COVID-19 debido a la mayor disponibilidad de vacunas, terapias y otras herramientas para contrarrestar la enfermedad.

En la demanda de Luisiana, una coalición de 21 estados encabezada por Arizona, Luisiana y Misuri, todos con fiscales generales republicanos, buscan detener la terminación de la orden establecida por el expresidente republicano Donald Trump a principios de 2020 al inicio de la pandemia.

El número de arrestos de inmigrantes en la frontera este año va camino de ser incluso más alto que el récord del año pasado de 1,7 millones. Aproximadamente la mitad de los migrantes encontrados en marzo fueron expulsados bajo la orden del Título 42, según cifras del Gobierno de EE. UU.

Los migrantes expulsados a México bajo el Título 42 tienen más probabilidades de intentar cruzar varias veces, según las estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE. UU., lo que aumenta el total de arrestos.

La tasa de reincidencia para adultos solteros que cruzan bajo el Título 42 ha sido «extraordinariamente alta», ha indicado Blas Núñez-Neto, un alto funcionario fronterizo del DHS, en una presentación en el caso de Louisiana el viernes.

Los defensores han expresado su preocupación de que los migrantes que buscan asilo enfrentan serios peligros después de ser expulsados a México u otros países. Biden asumió el cargo en enero de 2021 y se comprometió a deshacer muchas de las políticas de inmigración restrictivas de Trump. Su administración habría mantenido la orden del Título 42 vigente durante 16 meses antes de la terminación del 23 de mayo.