“El PSOE puede enmendar el roto que Felipe González hizo a los diabéticos”

Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE).
Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes, reconoce que falta voluntad política para cambiar las polémicas exclusiones médicas de las oposiciones.

Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo.
Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo.

Sólo falta voluntad política para eliminar la discriminación hacia los aspirantes con diabetes de las oposiciones públicas”. Así de claro ha sido Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE), quien reconoce a IberoEconomía que “el actual respaldo del Defensor del Pueblo a la normativa vigente nos ha impresionado, ya que se ha limitado a una interpretación de la ley vigente por parte de los funcionarios, quienes han ignorado la información aportada durante los últimos dos años”.

Lorenzo destaca que en el comunicado del Defensor del Pueblo no se mencionan a los tres informes de sociedades científicas que desde FEDE enviaron, ni tampoco al apoyo por unanimidad que se registró en el Congreso de los Diputados y el Senado a favor de la eliminación de la discriminación a los aspirantes con diabetes. “Ambas propuestas fueron lideradas por el PSOE y por el PP, por lo que se demuestra que no se trata de una medida impulsada por un color u otro, sino a favor del acceso no discriminatorio al empleo público”.

Al presidente de FEDE también le impresionó que el Defensor del Pueblo afirme que la normativa busca prevenir que “empeore la enfermedad de base que parece el empleado público”. Sobre este punto considera que la institución ha sobrepasado sus atribuciones, ya que dicha afirmación sólo podrá ser determinada por un conjunto de médicos e investigadores.

Lucha por el cambio

Andoni Lorenzo, quien no termina de entender “qué falta para terminar de impulsar la voluntad política que genere el cambio”, asegura que “el PSOE tiene la oportunidad de enmendar el roto que Felipe González hizo a los diabéticos con la implementación de la normativa en 1988”.

No obstante, reconoce que “si bien la ley fue impuesta según todos los criterios médicos de esa época, la ciencia ha evolucionado aceleradamente durante los últimos 30 años, por lo que hace falta una modernización”. “Hay que pensar que, para 1988, no había siquiera teléfonos móviles”, argumenta.

A su entender, no existen argumentos que puedan impedir un cambio que “además, no le costaría un euro a las arcas públicas”. Un nuevo sistema que, en lugar de eliminar a priori las opciones de los opositores con diabetes, pueda “evaluarlos individualmente a través de un reconocimiento médico que se realice al superar las pruebas selectivas y que sirva para determinar quiénes son aptos y quienes no”.

Reunión con Pedro Sánchez

El presidente de FEDE ha solicitado reuniones “con carácter de urgencia” con el propio Defensor del Pueblo, el Presidente del Gobierno, la Comisión Ejecutiva del PSOE y el presidente del Partido Popular. “Representamos a un grupo conformado por más de seis millones de personas. Creemos que somos un número lo suficientemente alto como para que nos reciba el presidente de España”, sentencia Lorenzo, quien afirma que ya ha recibido algunas confirmaciones a sus peticiones “pero aún es muy pronto para decir de quiénes”.