Los tabú del sexo después de tener un bebé

De 211 aspirantes, sólo 5 obtendrán la plaza de Enfermería Especialista Obstétrico-Ginecológica.

A pesar de lo gratificante y emocionante que puede ser, convertirse en un nuevo padre, es posible que queráis empezar a volver a vuestras rutinas normales. Dependiendo de la relación con tu mujer o tu marido, esa rutina puede haber incluido el sexo diario o regular. Por desgracia, muchas parejas se decepcionan al saber que su vida sexual no va a ser como antes, al menos de inmediato.

Recomponerse para poder mantener relaciones tras ser padres

Un estudio afirma que España es el "mejor país para nacer" por su nivel de salud y bienestar.

¿Deseando tener relaciones sexuales tras los meses de embarazo? Sin embargo, no es sólo una cuestión de la libido, sino además del estado del cuerpo de la mujer.
Muchas mujeres, tras la maternidad, se sienten impotentes y abrumadas después del nacimiento de un bebé.

El cuerpo femenino, ha experimentado grandes cambios fisiológicos, y por ello es necesario una buena dosis de paciencia hasta poder volver a recuperar y fortalecer el cuerpo.
Muchas parejas se decepcionan incluso preocupan, al saber que su vida sexual no va a ser como antes, al menos de inmediato. Pero no temas, es una cuestión sobre todo de tiempo, espacio y cuidados especialmente para la mujer, ya que físicamente e incluso emocionalmente y psicológicamente, necesitas recomponerte para volver a tu estado anterior.
Quizás las hormonas femeninas aun estas descontroladas, o quizás aparezca una posible depresión postparto, o quizás sea tu cuerpo que aun ha de tomar tiempo para volver a su estado habitual.

Todo esto es normal, pero el tiempo, espacio y cuidados, harán que volváis a vuestro estado anterior.

Cada mujer es única. Cada caso es diferente

De hecho, ¿sabías que las mujeres necesitan tiempo para recuperarse después de tener un bebé? Muchos médicos recomiendan esperar un tiempo antes de tener relaciones sexuales después de dar a luz.

Lo cierto es que no hay un periodo temporal obligado que haya que respetar o cumplir antes de volver a tener relaciones sexuales, pero sí que muchos expertos en salud recomiendan esperar un tiempo de unas cuatro-seis semanas, aunque no se puede generalizar. Se trata de evitar cualquier complicación después de haber dado a luz, ya que tu cuerpo ha de recomponerse; el útero donde ha estado la placenta ha de reestablecerse de nuevo, falta de lubricación, perineo con pérdida de flexibilidad, músculos aun contraídos…

Dicho esto, tu mujer puede ser diferente, ya que cada mujer es diferente, y cada físico es único, incluso el sistema hormonal de cada mujer varía mucho de unas a otras. Puede estar preparada para reanudar la intimidad antes o después del plazo medio recomendado, pero eso es algo que solo vosotros vais a poder comprobar en cada caso.
Para dar tiempo, por otro lado, es importante no tener grandes expectativas de inmediato. Estas expectativas también deben incluir algo más que la intimidad. Como ya se ha dicho, tener un bebé es emocionante y gratificante, pero también puede ser muy abrumador para los nuevos padres, especialmente para las madres. Las sesiones de alimentación a altas horas de la noche y los bebés inquietos pueden impedir que en este caso la mujer pueda iniciar el sexo, así como completar muchas de sus tareas diarias, como limpiar la casa o tener la cena preparada a tiempo.

Hablando de eso, si quieres mejorar la intimidad en su relación y no sólo en el dormitorio, aseguraros los dos de ser padres colaborativos, que participáis y ayudáis en el reparto de tareas y funciones. Esto puede implicar una sesión de alimentación nocturna con tu nuevo bebé, lavar los platos, preparar la cena, etc. Cualquier cosa que ayude a dar tiempo a la otra parte, y hacer sentir a la otra parte que los dos miembros están implicados.

En algunos casos se necesita un poco de tiempo y paciencia

Muchas madres primerizas se sienten impotentes y abrumadas inmediatamente después del nacimiento de un bebé. No dejes que tu mujer se sienta así. Los gestos amables de ayuda por tu parte pueden mejorar vuestra relación y en más de un sentido.

También es importante que no presionemos a la otra parte para que se tengan relaciones sexuales, ya que puede que la otra parte, sobre todo la mujer, se sienta incómoda o no esté preparada todavía para ello. Como se ha dicho anteriormente, las mujeres tardan en recuperarse después de tener un bebé. Puede que como mujer no se sienta sexy, o incluso puede ser que inicialmente le duela.

También es importante tener en cuenta otros factores. ¿El bebé duerme en vuestra habitación? Si es así, es posible que no os sintáis cómodos para tener relaciones íntimas en ese momento, y en presencia del bebe.

También es posible que tu mujer no esté dispuesta a contratar a una niñera o incluso a permitir que un familiar de confianza cuide de su hijo, bien por miedo a que le suceda algo, o por incertidumbre o desconfianza de a quien lo va a dejar. Esto significa que un fin de semana o una noche romántica fuera de casa suele quedar descartada o en caso de que suceda que se convierta en algo realmente estresante y con pocas ganas o incluso tiempo para posteriormente volver a retomar y mantener relaciones íntimas . La mayoría de las madres primerizas necesitan meses o incluso más tiempo antes de estar preparadas para este gran paso, aunque como he comentado, a lo largo de mis terapias, he observado que cada caso es diferente y no tiene mucho que ver una pareja con otra.

Es aconsejable los ejercicios de Kegel (se contrae la zona perineal a voluntad) , el descanso y reposo, y la recuperación tas el parto.

Si tu mujer no esté preparada todavía para reanudar la intimidad en vuestra relación, es importante que tengas paciencia. En lugar de lamentarse por no tener sexo, trabaja para ello. Aproveche el tiempo para “sorprender” de nuevo a tu mujer. Hazlo con gestos románticos, como preparar una buena cena en casa, flores y notas de amor, e incluso y desde luego liberándola de esos tiempos de cuidado del bebe de modo que ella disponga de tiempo para sí misma.

Se requiere un tiempo de pareja para adaptarse a la nueva vida con un bebe recién nacido. Se pueden buscar nuevas formas antes no experimentadas, mantener la intimidad de otro modo y buscar nuevas maneras de cariño y amor, incluso buscar la satisfacción sexual sin necesariamente la existencia del coito o penetración. EL sexo va más allá que la penetración y se pueden experimentar variedades como las caricias, abrazos, masajes, sexo oral, masturbación…

A nivel hormonal, puede surgir la “depresión posparto” en la mujer, con importantes cambios de humor, cansancio, falta de ánimo etc…en cuyo caso es recomendable la visita a un especialista.

La comunicación entre vosotros, es esencial, para poder compartir vuestro estado, inquietudes, necesidades…

¡Dormir de lujo y combatir el insomnio!