Los peligros de la dieta vegana durante el embarazo

Rosisella Puglisi, nutricionista clínico.
Rosisella Puglisi, nutricionista clínico.

Durante los últimos años se ha incrementado el número de personas interesadas en llevar un estilo de vida saludable y fitness. Dentro de las diferentes tendencias, algunas mujeres han adoptado el estilo de vida y dieta vegana, de la que no se han renunciado ni siquiera durante el embarazo.

Esta nueva tendencia vegana, entre las mujeres embarazadas, ya ha producido que se triplicaran los casos de déficit de vitamina B12, en los últimos dos años, situación que ocasiona daños neurológicos irreversibles en el feto.

Este hecho tan alarmante para la sociedad médica ha hecho que se interesaran en conocer la causa de la misma, obteniéndose como resultado una dieta vegana o vegetariana de la madre.  

Uno de los países más afectados de Europa es Italia, quien controversialmente ha tomado este estilo de vida como una nueva moda, dejando atrás la tan reconocida y saludable dieta mediterránea.

Las primeras alertas han salido desde el Hospital Bambino Gesú de la capital italiana, y el Hospital Meter de la ciudad de Florencia. Ambos identificaron, por primera vez, el problema y la causa de la misma en los neonatos atendidos por ambas instituciones. Los médicos de estos hospitales arrojaron las siguientes cifras: 42 casos de neonatos nacidos con defectos neurológicos por déficit de vitamina B12 en el año 2015, y 126 casos para el 2016.

Los expertos italianos se encuentran muy preocupados porque estas cifras pudieran ser más altas, ya que en la mayoría de los casos los daños neurológicos se detectan cuando el niño es más grande. Los médicos están actualmente frente a una condición rara y que no esperan observar hoy en día.

La vitamina B12 o Cobalamina se obtiene de alimentos de origen animal, y tienen una función sumamente importante en el sano desarrollo del sistema nervioso central del feto. Su requerimiento se encuentra aumentado en el embarazo y una dieta vegana o vegetariana es pobre en esta vitamina.

Si la madre consume bajas cantidades o, aún peor, nada de esta vitamina, ocasiona daños neurológicos irreversibles en el feto ya desde el útero, que empeoran en los meses sucesivos al nacimiento al recibir leche materna carente de esta vitamina, ya que la madre sigue llevando una dieta vegana o vegetariana.  Quién sabe si esta pudiera ser otra de las causas del aumento de casos de autismo en la población infantil mundial, pudiera ser motivo de mayor estudio.

El déficit de vitamina B12 en la mujer afecta a 1 de cada 4.000 recién nacidos, es decir 100 casos al año, sino más.

La recomendación es la de no seguir una dieta vegana o vegetariana durante el embarazo y período de lactancia materna, pues los daños neurológicos son irreversibles. También se podrá suplementar si el médico lo considera necesario.

El presidente del departamento de screening neonatal del hospital universitario Meyes de Florencia, Giancarlo La Marca, afirmó que la sociedad médica y los medios de comunicación deben inmediatamente realizar una campaña de información a las madres para corregir este error de la alimentación y evitar el problema en los recién nacidos.

Se trata de una condición grave pero fácil de prevenir por lo cual con adecuada y rápida intervención por parte del ginecólogo y el nutricionista se pueden evitar daños en el feto totalmente innecesarios y salvar muchas vidas.

Lic Rosisella Puglisi, nutricionista clínico. IG @nutricionista_rosisella