El ciudadano en la economía circular

economía circular

La fundación Creafutur[1] en su publicación de 2018 titulada Los Ciudadanos y la Economía Circular. Situación actual y perspectivas de futuro, nos señala que la transición hacia la economía circular es un reto que incumbe a los tres ejes claves de cualquier economía:  Administración Pública, Empresas y Ciudadanos.

Cuando hablamos de economía circular, según el Circularity Gap Report 2020 nos referimos al  8,6% de la economía global, que es un porcentaje menor que el que se registró en ese mismo reporte en el año 2018 cuando fue de un 9,1%[2].

Sobre le primer eje, la Administración Pública, en el artículo anterior, destaqué la presencia de la economía circular en los acuerdos logrados en los planes de reactivación económica y social de algunos Ayuntamientos; pero es importante agregar que hay algunas Comunidades Autónomas en España que ya han concretado su compromiso con la economía circular.

En ese sentido, se puede mencionar a modo de ejemplo: Castilla La Mancha a través de la Ley de Economía Circular de fecha 12 de diciembre 2019; Navarra mediante el Acuerdo denominado Agenda para el Desarrollo de la Economía Circular el 3 de abril 2019 y el País Vasco, que en enero 2020 aprobó su Estrategia de Economía Circular, entre otras.

Con la aprobación de la Estrategia española de economía circular por parte del Concejo de Ministro, cada nivel político institucional del Estado logra avanzar con el compromiso europeo de mirar hacia una economía circular; pero esas expresiones de compromiso institucional es solo el inicio de una ruta que es compleja porque supone un cambio en la forma como estamos produciendo y consumiendo.

Sobre el segundo eje, es importante señalar que en España muchas empresas ya están avanzando en acciones y estrategias orientadas a contribuir desde sus procesos en la transición de una economía lineal caracterizada por la “extracción, fabricación, utilización y eliminación”, a la economía circular que persigue que el valor de los productos, de los materiales y de los recursos naturales perduren en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo considerablemente la generación de residuos.

La filosofía que plantea el modelo de economía circular se expresa a través de 7 R: Rediseño, Reducir, Reutilizar, Reparar, Renovar, Recuperar y Reciclar.

Según el tercer informe de Observatorio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) elaborado por Esade y Fundación “la Caixa” titulado: La contribución de las empresas españolas a los objetivos de desarrollo sostenible, publicado en junio 2020, entre las empresas españolas el reciclaje en un 56% y la reutilización en un 47% son los dos principios de economía circular que más se van asentando, y agrega que la reparación, refabricación o la ampliación de la vida del producto todavía son prácticas incipientes entre las Empresas españolas[3].  Importante destacar que el Informe señalado advierte que hay una escasa información sobre la economía circular y descarbonización de la economía en el sector.

Recientemente, dos noticias presentan evidencias sobre el compromiso del sector privado en España con la economía circular, una de ellas es el anuncio del lanzamiento de una plataforma denominada Economía Circular en Acción, que lideran Ecoembes, Sediga, Consentino, Ferrovial Servicios, IKEA, Mercadona y Oficemen, de impulsar una plataforma Economía Circular en Acción, que será orientada a “potenciar la recuperación verde y circular de la economía”, y visibilizar proyectos que “aporten inversión y generen oportunidades de empleo”[4].

La otro noticia nos anuncia una segunda edición de premios a la mejor práctica de la Economía Circular en España, promovida por BASF, que este año se destaca porque ha logrado convocar a 250 distintos proyectos, lo que supera en 150 proyectos a la participación de la edición anterior[5].

El papel del ciudadano, el tercer eje de la economía circular se limita y condiciona a su comportamiento como consumidor, y ello deja la sensación de estar frente a un modelo económico  que deja de lado otras dimensiones del ser humano.

La Estrategia española de economía circular, hace referencia al ciudadano y al consumidor, destacando que “especialmente” ambos juegan un papel central en la economía circular fundamentado en sus decisiones de compra de productos y comportamiento en la separación de residuos[6].

Por su parte, intentando ver cuál es el papel del ciudadano desde la visión de la Ley de Economía Circular de Castilla La Mancha, limita su participación al proceso de elaboración de la estrategia y  logrado el objetivo no se destaca otra forma de participación; a lo largo del texto legal enfoca su mirada en el ciudadano pero desde la dimensión de consumidor.

Para que el consumidor logre cumplir con su papel, la Estrategia española define como eje transversal y linea de actuación la sensibilización y participación de la ciudadanía e identifica a las asociaciones de consumidores como los canales de participación para la aplicación, seguimiento, revisión y elaboración de propuestas anuales en el marco de la Estrategia.

Precisamente el consumidor en el modelo de la economía circula debe ser el centro de la política pública, según recomienda el Consejo Económico y Social Europeo (CESE)[7], con ello pareciera que el ciudadano queda reducido a un actor clave para el modelo económico pero debilitado como actor social y político; tal vez el termino ciudadano circular, utilizado por la experta en economía circular Sladjana Mijatovic[8], pudiera darle mayor amplitud e integralidad al papel del ciudadano en el modelo circular.

Extraño que en la narrativa de la Economía Circular no haya una vinculación más directa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente con el objetivo 12 sobre la producción y el consumo responsable cuando hace referencia al “estilo de vida sostenible”, porque tal vez allí esté un elemento clave para lograr mayor conexión con los ciudadanos y hacerles entender el valor del modelo de economía circular más allá de sus razones económicas.

Mi aproximación al contenido de la economía circular me dice que su contenido técnico y económico representa un gran desafío para la tarea de sensibilización y capacitación, porque no logra conectar con los ciudadanos en un primer acercamiento; hay que procurar que el modelo circular sea percibido como una alternativa atractiva, tal y como la califica la Fundación Ellen Mac Arthur y ello pasa por hablarle directamente al ciudadano, considerándolo como actor social y político y no meramente como un consumidor de quien se necesita una adecuación o un cambio de hábitos de consumo o de comportamiento como consumidor.

[1]    Fundación Creafutur. Los ciudadanos y la economía circular. Recuperado el 29 de julio 2020. Online en: https://eco-circular.com/wp-content/uploads/2018/07/EconomiaCircular_CAST.pdf

[2]    Ver nota 2.  The Circularity Gap Report. 24 de enero 2020. Online en:https://www.residuosprofesional.com/the-circularity-gap-report/

[3]    Observatorio de RRHH.  Aumentan en 18% el número de empresas que incluyen los ods en sus memorias anuales. 3 de julio 2020. Online en:https://www.observatoriorh.com/orh-posts/aumenta-un-18-el-numero-de-empresas-que-incluyen-los-ods-en-sus-memorias-anuales.html

[4]    Residuos profesional. Varias empresas lanzan plataforma economia circular en acción. 10 de julio 2020. Online en. https://www.residuosprofesional.com/plataforma-economia-circular-accion/

[5]    CompromisoRSE. Más de 150 iniciativas en los II premios BASF a la mejor prácica de economía circular en España. 29 de julio 2020. Online en:https://www.compromisorse.com/rse/2020/07/29/mas-de-150-iniciativas-en-los-ii-premios-basf-a-la-mejor-practica-de-economia-circular-en-espana–/

[6]    Miteco.  España circular 2030. Estrategia Española de Economía Circular. Página 26. Revisado el 30 de julio 2020. Online en: https://www.miteco.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/economia-circular/espanacircular2030_def1_tcm30-509532.PDF

[7]    TRIAS PINTO, Carlos (Ponente). Dictamen los consumidores en la economía circular. Consejo Económico y Social Europeo. 9 de julio 2019.

[8]    AgoraFinDe.  Ciudadanos circulares, ciudades sostenibles. 5 de junio 2020. On line en.https://www.elagoradiario.com/economia-circular/ciudadanos-circulares-ciudades-sostenibles/ 

Economía circular en la agenda española

Carlos Romero
Acerca de Carlos Romero 13 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.