Dos aportes útiles para profundizar sobre el estado de la economía circular en España

El 14 de enero 2022 distintos portales web registraron la publicación del III Informe de Economía Circular en España publicado por la fundación sin ánimos de lucro, COTEC; para el Periódico Extremadura1 España suspende en el camino hacia la economía circular; por su parte la revista digital RETEMA2, la transición hacia ese modelo económico se estanca y para citar otro medio digital, el Diario Responsable3, afirma en su titular que España está lejos de ser circular.

Los portales web citados como referencia, llegan a esas conclusiones basados en datos como por ejemplo el hecho que en el 2019 España haya logrado que sólo el 10% de los requerimientos totales de materiales estuvieran cubierto por material recuperado, lejos de países como Francia; por debajo, pero muy cerca de la media de la Unión Europea.
El otro dato que citan, tiene que ver con el hecho que España logró un 35% de tasa de reciclado, lo que la ubica por debajo de la media de la Unión Europea que está en 48% y sin duda lejos de la meta europea de lograr el 50%.
Está claro que hay un camino por recorrer para el gobierno de España en los próximos años, independientemente de los actores del gobierno, pues el camino hacia la economía circular representa un compromiso europeo y global.
¿Está estancada la transición, se ha suspendido en esa materia?, sin duda la transición al modelo circular es algo complejo, depende de muchos elementos, pero la pregunta ahora que debe ser objeto del debate es ¿qué tan lejos estamos de ser circulares?, y ¿qué tantas acciones se requieren para superar esos obstáculos que como sociedad nos distancian del modelo circular?
Por lo pronto, el III Informe reconoce que se han puesto en marcha diferentes políticas y estrategias, tanto desde la propia administración en sus diferentes niveles, así como también el sector empresario y privado, han liderado importantes procesos de transición hacia el modelo circular, y destaca el informe que a nivel de la ciudadanía hay un mayor conocimiento y sensibilidad sobre la necesidad de avanzar en la transición hacia el modelo circular.
Para valorar el estado en el que se encuentra el impulso hacia el modelo circular, sin duda alguna, los informes presentados por COTEC en el año 2017 y en el 2019 deben complementar el análisis que se pueda hacer, ahora bien, lo importante es que este III Informe 2021 representa en términos prácticos y concretos el primero que se hace luego que España adoptara en el 2020 la Estrategia de Economía Circular y en el 2021 el Plan de Acción sobre Economía Circular, valorando además, que hay experiencias autonómicas y locales que definen un marco de actuación para avanzar hacia el modelo circular.
Pero como lo advierte el III Informe, esas estrategias y planes adoptados en distintos niveles han sido adoptados muy recientemente, que resulta prematuro determinar el impacto real de esos instrumentos en el avance hacia el modelo circular, y es en esa afirmación que hace el Informe donde resulta importante la inclusión de todos en el diálogo y debate de esas políticas para trabajar el compromiso y la sensibilización, de manera que sobre el tema se logré alcanzar niveles de cohesión suficientes para acercar a España hacia el modelo circular con la rapidez que sea posible y en las áreas que sean viable.

Contenido para el diálogo y debate sobre el estado de la transición hacia el modelo circular en España.

El diálogo y debate sobre qué tan lejos y qué tan rápido avanza España hacia la economía circular, tiene además de los Informes previos de COTEC, otro aporte que resulta muy interesante para valorar el compromiso de las empresas, se trata del II Catálogo de Buenas Prácticas en Economía Circular publicado también recientemente por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el cual registra 46 Buenas Prácticas de Economía Circular de un total de 160 prácticas que fueron recibidas durante el 2021, en total son 2 buenas prácticas más que en la edición de 2020 del I Catálogo.
Esas buenas prácticas son agrupadas por sectores, los cuales resulta oportuno citar para que tener una idea de el alcance de las acciones que desde las empresas se han venido adoptando para impulsar el modelo de economía circular en sus propios procesos de producción y modelos de negocio, esas áreas son:
  1. Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.
  2. Industrias extractivas.
  3. Industria manufacturera.
  4. Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.
  5. Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación.
  6. Construcción.
  7. Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas
  8. Transporte y almacenamiento.
  9. Hostelería.
  10. Información y comunicaciones.
  11. Actividades financieras y de seguros.
  12. Actividades profesionales, científicas y técnicas
  13. Actividades Administración Pública y Defensa; Seguridad Social Obligatoria.
  14. Otros servicios.
El objetivo que se persigue con la edición de este catálogo, es además de registrar las actuaciones que son identificadas como Buenas Prácticas, persigue, como bien lo dice el II Catálogo, que otros interesados puedan beneficiarse de esas experiencias y sumarse a la transición.
Sin duda alguna, para valorar la ruta hacia la economía circular en España, los 3 informes publicados hasta ahora por COTEC y estos 2 catálogos de buenas prácticas son dos aportes valiosos para el registro y el análisis integral sobre el presente y las oportunidades para avanzar en la transición hacia el modelo circular.
Para lograr ese avance, es necesario superar algunas barreras y así acelerar la transición, en tal sentido el III Informe presenta 9 consideraciones para lograr tal finalidad, a saber:
1. Acelerar el cambio sistémico
2. Mantener una perspectiva estratégica de la Economía Circular
3. Usar el marco de Economía Circular como palanca
4. Fomentar los mecanismos de control y participación
5. Favorecer los impulsores de cambio
6. Impulsar políticas y normativas de Economía Circular y residuos
7. Análisis de interacciones y sinergias de circularidad
8. Desarrollo del marco de indicadores para evaluar las dinámicas de cambio y transición
9. Implementación de nuevos modelos de gobernanza para la transición circular

Economía circular, compromiso global y de todos los actores

Por último el III Informe trae un anexo que resulta un complemento muy útil para profundizar sobre la economía circular en la Unión Europea, se trata de un capítulo en el cual registra las características de las políticas en economía circular de los 5 países más avanzados en la materia: Alemania, Dinamarca, Francia, Finlandia y Países Bajos.
¿España está lejos de ser circular?, ¿ha suspendido la materia?, ¿se ha estancado?, tres interrogantes que abren la oportunidad del debate y el diálogo para valorar el camino recorrido y mirar hacia el futuro inmediato, además, resulta una oportunidad para comprender si esa ruta hacia el modelo circular, contribuirá a enfrentar los efectos que está dejando en lo económico y social la pandemia en nuestra sociedad.
El Informe registra la actuación del gobierno en sus distintos niveles, y un aporte muy importante que hace una fundación sin ánimos de lucro; el Catálogo representa una radiografía del compromiso de las empresas con el modelo circular y la ciudadanía, es decir, nosotros, estamos llamados a comprender el modelo para valorar las oportunidades y entonces comprender nuestro papel como consumidores en la transición.
Si queremos ser parte de las soluciones que se construyen para enfrentar los desafíos actuales, la economía circular representa una alternativa efectiva.
Carlos Romero Mendoza
@carome31
https://iberoeconomia.es/opinion/del-medio-humano-al-medio-ambiente-somos-responsables/
Acerca de Carlos Romero 72 artículos
Director de Asociación Civil Eccos de Paz. Estudioso e investigador de temas locales y de participación ciudadana, con experiencia en docencia universitaria y autor de varios libros y artículos sobre institucionalidad local.