Cómo sacar la máxima rentabilidad al día

Rosisella Puglisi, nutricionista clínico.
Rosisella Puglisi, nutricionista clínico.

Levantarse con el pie derecho es el secreto para tener un buen día, llenos de energía física y mental además de ser altamente productivos desde que despertamos hasta la hora de acostarnos.

Estas reglas que aprenderemos hoy, son fruto del Dr. Namni Goel, psiquiatra de la Universidad de Pensilvania (USA). Para Goel la mañana es el momento más crítico del día, debido a que es el momento que da la pauta para el resto de las horas que van a transcurrir. De allí que el refrán “levantarse con el pie derecho” no está tan fuera de lugar.

Éstos son algunos de los consejos del Dr. Goel que ayudarán a sobrevivir al día a día:

Planificar el día

No hay nada mejor para comenzar el día que tener una planificación. Se puede hacer durante la noche anterior y no hacen falta grandes agendas ni sofisticadas aplicaciones. Con una mínima planificación inclusive mental del día siguiente es suficiente para evitar estrés innecesario y ser más eficaces en el aprovechamiento de las horas.

Desde preparar lo que te vas a poner al día siguiente y tenerlo preparado (ropa, zapatos, accesorios, bolso, uniforme de los niños, bultos, loncheras), decidir lo que se va a comer, hasta la planificación de otras actividades más complejas ya sean en el ámbito del hogar, personal o laboral. Aun cuando te parezca banal, estos pequeños detalles reducen estrés y tiempo perdido innecesariamente, haciendo que no estés de mal humor y estresado, corriendo desde tan temprano.

No te quedes en la cama

Una vez que suena el despertador es inútil quedarse en la cama, es una pérdida de tiempo pues ni estas durmiendo porque ya despertaste, ni estás relajado porque sabes que muchas cosas te esperan por hacer y estás perdiendo valiosos minutos del día. Éste es sólo un mal hábito.

Mantén tus horarios

Irse a la cama y levantarse a un mismo horario ayuda a crear una rutina saludable para el cuerpo y la mente. Este es el único modo de mantener un ciclo circadiano saludable, manteniendo el adecuado equilibrio de todas las funciones biológicas incluyendo la secreción de hormonas de la felicidad y el estrés o la tristeza. Es la mejor forma de regularizar el metabolismo y tu energía.

Beba un vaso de agua al levantarse

Sirve en primer lugar para hidratar al cuerpo que por varias horas no ha recibido líquido, activa tu metabolismo, despierta el sistema digestivo antes del desayuno, muchas personas usan este momento para meditar, pensar y soñar de forma profunda y breve, una actividad sencilla que te dará energía, creatividad y concentración para afrontar tu jornada.

Muchas personas no son capaces de meditar, para ellas es útil tener un pequeño diario o colorear, actividades que calman igual que la meditación, ayudan a la concentración, y al pensamiento positivo.

Deporte

El mejor ejercicio es siempre el de la primera hora de la mañana, libera endorfinas (previenen el dolor naturalmente y producen placer y felicidad), y se mantienen circulando en sangre todo el día.

Luz

Lo ideal es comenzar el día exponiéndose a la luz natural para ayudar a regularizar los propios ritmos del organismo y apagar el sueño (la luz inhibe las hormonas del sueño), además que la luz solar ayuda a mejorar el humor y reducir la tristeza y depresión.

Desayuno

Es obligatorio desayunar antes de salir de casa, tanto niños como adultos. Es una comida necesaria e insustituible, ya que da la energía necesaria al cuerpo y cerebro. Quien no desayuna engorda, y vive siempre con ganas de comer dulce o picar, ambos hábitos poco saludables. Se debe elegir siempre proteínas y carbohidratos de bajo índice glicémico (por ejemplo, avena), nada de dulces ni frituras.

Dedica tiempo a tus seres queridos

Desayunar con tu familia, conversar (aun por teléfono) ayuda al buen humor, la autoestima y la confianza en sí mismos. Basta hablar con alguien positivo que este de buen humor y te recargas de buena energía.

Rosisella Puglisi, nutricionista clínico.