Decanos quieren elegir las preguntas del MIR

Especial MIR de IberoEconomía.
Decanos MIR

Algunas de las peticiones de los decanos son tener mayor incidencia en el contenido del examen MIR así como un mayor peso del expediente de grado .

Los decanos de las facultades españolas de Medicina quieren tener más presencia y capacidad de decisión en la configuración del examen MIR, una prueba que, sobre todo en en sexto de carrera, condiciona desde los planes de estudio de Medicina hasta la actitud del propio estudiante, muy centrado ya en la futura prueba. La última Asamblea General de la Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicina, celebrada en la Universidad de Salamanca, ha vuelto a poner sobre la mesa dos propuestas para hacer más efectiva esa presencia de la universidad en la prueba MIR: que haya una “mayor participación” de profesores universitarios en la elaboración de las preguntas y que el expediente académico de grado tenga mayor peso en la nota final del examen.

Además de participar más activamente en la selección y redacción de las preguntas, los decanos han insistido en la necesidad de que esas preguntas “estén en consonancia con las presencia de los contenidos de las distintas especialidades en los planes de estudios de las facultades”, afirma Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos, de forma que no hay un desequilibrio en favor de determinadas materias. Además, la Conferencia sigue elaborando un estudio para proponer que la nota de grado cuente más en el expediente final del estudiante que va a cursar su especialidad. En esencia, los decanos piden que el expediente académico universitario valga más de un 10% en la calificación final.

Otra de las ideas de los decanos -que, de momento, no pasa de mera posibilidad- es que la prueba de Evaluación Clínica Objetiva Estructurada (ECOE), presente ya en sexto en la práctica totalidad de las facultades españolas de Medicina, tenga algún tipo de presencia en la evaluación final del MIR.

Otro de los temas estrella de la cita de Salamanca, por la preocupación que suscita entre los decanos, fue la elaboración de una propuesta alternativa a los criterios de acreditación docente aprobados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) para optar a una plaza de titular o catedrático de Medicina

Según Lara, la propuesta de los decanos ya está en manos de las tres comisiones designadas por la Aneca para los estudios de Ciencias de la Salud, y el siguiente paso es esperar la respuesta del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, competente en esta materia. “Tras las fructíferas reuniones mantenidas en los últimos meses con José Arnáez Vadillo [director de la Aneca] y Gregorio Sánchez Marín [director de la División de Evaluación del Profesorado], también hemos mantenido un reciente contacto con el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, que conoce de primera mano que éste es uno de los temas que más nos preocupa. El calendario electoral retrasará, evidentemente, cualquier decisión ministerial, pero esperamos que a finales de año, o principios del que viene, haya una respuesta oficial a nuestra propuesta de revisión de los criterios”.

Continuo formativo

Finalmente, la Asamblea de Salamanca ha servido para que la Conferencia de Decanos y la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), que preside Fernando Carballo, aprueben la redacción de un convenio de colaboración docente entre ambas instituciones, que vendría a materializar “varios meses de contactos previos”. Según Lara, esa incipiente alianza “nos puede ayudar a ambos en muchos aspectos formativos, entre otros, el del necesario continuo formativo entre el grado y la formación especializada. De hecho, nosotros seguimos trabajando en un proyecto de ECOE que integre las competencias que el alumno debe adquirir en ambas etapas docentes”.

MIR: estas son las preguntas frecuentes al opositar