Madrid pone en jaque a Airbnb: se ilegalizará el 95% de las viviendas turísticas

El Ayuntamiento de Madrid ilegalizará el 95 por ciento de las viviendas turísticas del distrito Centro.
El Ayuntamiento de Madrid ilegalizará el 95 por ciento de las viviendas turísticas del distrito Centro.

El Ayuntamiento de Madrid anuncia la medida que tendrá su mayor impacto en el centro de la ciudad y que entrará en vigor a finales de 2018.

El plan de usos de alojamientos turísticos podrá aprobarse definitivamente entre noviembre y diciembre.
El plan de usos de alojamientos turísticos podrá aprobarse definitivamente entre noviembre y diciembre.

El Ayuntamiento de Madrid ilegalizará el 95 por ciento de las viviendas turísticas del distrito Centro al exigir, entre los requisitos, un acceso independiente desde la calle, ha avanzado este jueves el delegado de Desarrollo Urbano SostenibleJosé Manuel Calvo, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

El edil ha informado de que el plan de usos de alojamientos turísticos pasará por Junta de Gobierno el próximo mes para aprobarse definitivamente en los meses de noviembre o diciembre. Con el plan se exigirá a las viviendas de uso turístico que cumplan los mismos requisitos que hoteles y apartamentos turísticos, a los que se les exige un acceso independiente desde la calle.

El mismo plan establecerá áreas de actuación para hacer frente al mobbing inmobiliario en edificios residenciales, que pretende expulsar a los vecinos. “En el peor de los casos tendrán que mantener el uso residencial y no vacacional“, ha indicado Calvo.

Es de aplicación en los inmuebles destinados actualmente a vivienda en todos los barrios del distrito Centro: Palacio, Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad y Sol, junto a los barrios de Palos de Moguer en el distrito de Arganzuela, de Recoletos y Goya en el distrito de Salamanca, de Trafalgar en el distrito de Chamberí, y de Argüelles en el distrito de Moncloa-Aravaca.

Esta moratoria en la concesión de licencias no afecta a la oferta de alojamiento durante menos de tres meses en las viviendas que constituyen residencia permanente, pues no están reguladas como alojamiento turístico por la normativa turística autonómica y no constituyen actividad empresarial.

José Manuel Calvo ha avanzado que el Ayuntamiento pondrá en marcha un mayor control digital y un refuerzo en la inspección, además de disponer de la experiencia de ciudades como Barcelona o Ámsterdam, que cuenta con servicios de inspección de las páginas webs cruzando datos para comprobar que no se alquilan al turismo más de 90 días al año.