Las pymes, la turbina económica de España

El Ministerio de Economía indica que se han creado 1,3 millones de pymes en España al cierre de enero de 2018.
El Ministerio de Economía indica que se han creado 1,3 millones de pymes en España al cierre de enero de 2018.

Las pequeñas y medianas empresas generan el 39 por ciento del empleo, al mismo tiempo que se posicionan como un referente de la ‘Marca España’ en Europa.

Las pequeñas y medianas empresas generan más de 8,1 millones de empleos en España.
Las pequeñas y medianas empresas generan más de 8,1 millones de empleos en España.

Las pymes son una de las turbinas que mantiene en vuelo a la economía española. Desde el Ministerio de Economía se indica que, al cierre de enero de 2018, había en España 1,3 millones de pequeñas y medianas empresas, lo que representa un crecimiento del 1,25 por ciento en comparación al mismo período del año anterior. No en vano, representan casi la mitad de la red empresarial del país, compitiendo con el 53,9 por ciento de autónomos y el 0,2 por ciento de grandes empresas.

Actualmente, las pymes generan más de 8,1 millones de empleos, lo que supone un 3,83 por ciento más que el número de afiliados a la Seguridad Social que durante enero de 2017, según los propios datos del Ministerio de Economía. En este sentido, las pequeñas y las medianas empresas son las responsables del 38,6 por ciento de los puestos de trabajo que hay en España, lo que deja aún más en evidencia la importancia de conmemorar el Día Europeo de las Pymes.

La experiencia de España en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas se hace notar en el resto de Europa. No en vano, el país ha liderado por varios años consecutivos el acceso y financiación a los programas de la Unión Europea destinados a las pymes. Por ejemplo, a inicios de abril un total de 45 pymes españolas fueron escogidas por el Consejo Europeo de Innovación para contar con el apoyo financiero (50.000 euros) y técnico de la Comisión Europea.

España lidera este programa europeo de financiación a pymes. Le siguen, aunque no muy de cerca, otros como Italia, con 28 empresas, e Israel, con 23. No es casual, por lo tanto, que grandes empresas estén utilizando a España como la plataforma europea para llegar al mayor número de pequeñas y medianas empresas. Un modelo de negocio que ha sido utilizado, recientemente, por Amazon.

Amazon ha abierto en Barcelona las instalaciones de su ‘Seller Support Hub‘, un centro multilingüe que da soporte al creciente número de pymes de España, Francia e Italia que venden a través de Amazon Marketplace. La compañía norteamericana ha destacado que miles de empresas españolas venden en Amazon Marketplace, y más de la tercera parte están exportando sus productos a todo el mundo.

Es importante recordar que, solo en 2017, las pymes españolas que venden a través de la plataforma alcanzaron unas exportaciones récord a la Unión Europea de más de 250 millones de euros.

Ganas de seguir creciendo

Lejos de conformarse con los logros alcanzados, las pymes españolas aspiran a llegar más allá. El informe COTEC revela que las pequeñas y medianas empresas conforman casi la mitad del gasto total dedicado a la innovación del país. ¿El motivo?, que las pymes españolas “han experimentado un progreso extraordinario en la última década a la hora de conseguir financiación procedente del exterior, fundamentalmente de los programas de la Unión Europea“.

España lidera los programas de financiación a las pymes que otorga la Unión Europea.
España lidera los programas de financiación a las pymes que otorga la Unión Europea.

Según COTEC, las pequeñas y medianas empresas “han duplicado el volumen de recursos recibidos, hasta conseguir, por primera vez en 2015, superar a las grandes empresas como receptoras de fondos. De hecho, España es el país de la Unión Europea que mayor retorno presenta en el ´Instrumento Pyme´ del Programa Horizonte 2020“. Aunque el viento sopla a favor para las pequeñas y medianas empresas, hay que estar atentos a posibles tormentas en el horizonte.

Desde el BBVA, por ejemplo, avisan de que el crédito a pymes en España empieza a dar pérdidas. En un informe remitido a la SEC, regulador bursátil, avisa de que la competencia es “particularmente intensa” en el mercado de crédito para préstamos a pequeñas y medianas empresas, “apenas exceden los gastos”, partiendo de la base de que el precio se situaba a finales de 2017 en el 2,3 por ciento (2,6 por ciento, incluyendo comisiones). En febrero, la tasa había descendido hasta un máximo del 2,2 por ciento.

De esta manera, al tratarse de una media sectorial, hay determinadas operaciones que ya generan pérdidas a las entidades y que solo serán rentables si el Euribor empieza a escalar. No obstante, la balanza sigue a favor de las pequeñas y medianas empresas, siendo uno de los motores más estables para la generación de empleo y de riqueza, así como para el posicionar a España entre los países más innovadores de Europa.