La CNMV autoriza la OPA de ACS por Abertis

La Comisión Nacional del Mercado de Valores da 'luz verde' a la oferta presentada por ACS para hacerse con Abertis.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores da 'luz verde' a la oferta presentada por ACS para hacerse con Abertis.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) valora que el grupo presidido por Florentino Pérez se adapta a los requisitos de la normativa actual.

La compra de la empresa española está valorada en unos 18.000 millones de euros.
La compra de la empresa española está valorada en unos 18.000 millones de euros.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aprobado la Oferta Pública de Adquisición (OPA) que ACS, a través de su filial alemana Hochtief, ha lanzado sobre Abertis. Una operación valorada en 18.600 millones de euros que competía inicialmente con la formulada por la italiana Atlantia por 16.341 millones.

El supervisor del mercado ha dado ‘luz verde’ a la oferta del grupo que preside Florentino Pérez, al entender ajustados sus términos a las normas vigentes y considerar suficiente el contenido del folleto explicativo presentado tras las últimas informaciones incorporadas con fecha 8 de marzo.

El ‘visto bueno’ de la CNMV a esta OPA se produce después de que ACS y Atlantia anunciaran el pasado jueves que habían emprendido negociaciones tendentes a alcanzar un acuerdo sobre la ‘batalla’ de OPAs que tienen abierta desde hace meses para hacerse con el control de la compañía de autopistas y satélites española Abertis.

El grupo que preside Florentino Pérez y la compañía italiana controlada por la familia Benetton confirmaron que se encuentran “en conversaciones” a través de una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata de negociaciones “preliminares“, según indicó Atlantia en su comunicado y, por tanto, ambas empresas indican que, “hasta la fecha no han llegado a acuerdo alguno”.

En concreto, ACS y Atlantia trabajan actualmente en constituir una sociedad conjunta a través de la que articularían la toma de control de Abertis, grupo de concesiones que, de esta forma, mantendría su integridad, además de su sede en España.