Autónomos: los requisitos para cobrar la pensión completa

Autónomos

Los autónomos deben cumplir con unos requisitos particulares para poder cobrar la totalidad de la pensión.

Las personas que trabajan por cuenta propia deben cumplir con determinados conceptos para poder cobrar la totalidad de la pensión por jubilación. Los dos elementos más importantes son la base reguladora y los años cotizados.

Para recibir esta prestación en 2021 se deben cumplir principalmente 2 requisitos:

  • Cumplir 66 años o tener 65 años y al menos 37 años y 3 meses cotizados
  • Haber cotizado un período mínimo de 15 años, de los cuales 2 deben estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores de comenzar la jubilación

Base reguladora

Las personas que trabajan por cuenta propia pueden cobrar una pensión mucho más baja que la de un trabajador adscrito al régimen general debido a que muchos autónomos cotizan por la base mínima durante muchos años de su carrera laboral. Si bien esto le permite ahorrar a corto plazo en el largo afecta considerablemente la pensión.

Para evitar esta situación, lo mejor que pueden hacer los autónomos es aumentar la base de cotización. Aunque este no es lo único que debe realizar para tener una buena pensión, es un paso fundamental.

Base cotizada por años

Los años cotizados son el otro aspecto fundamental para poder tener una buena pensión. Mientras mayor sea el período de tiempo, mayor será la prestación, aunque deben ser acompañados de una base reguladora mayor a la mínima.

Sin embargo, en el caso de haber cotizado 15 años sólo se tendrá derecho al 50% de la base reguladora. En estos supuestos, la pensión será muy baja aunque la persona se haya acogido a una base superior a la mínima.

A partir del decimosexto año, se añade un porcentaje de la base reguladora por cada mes cotizado. Los porcentajes son los mismos para trabajadores por cuenta ajena y autónomos.

Estos son los porcentajes que están en vigor entre 2020 y 2022:

  • Primeros 15 años cotizados: 50% de la base reguladora
  • A partir del decimosexto año: de los meses 1 al 106 se suma un 0,21% de la base reguladora al mes, es decir, un incremento del 2,52% al año
  • A partir de los 146 meses siguientes se aumenta un 0,19% de la base reguladora al mes, esto es una subida del 2,28% por cada año cotizado

Teniendo en cuesta este cálculo, un trabajador autónomo puede alcanzar el 100% de la base reguladora  en cuanto llegue a los 36 años de cotización.

Para determinar la pensión exacta que la persona va a cobrar como autónomo, se debe saber a qué base reguladora se van a aplicar estos porcentajes.

Para hacer este cálculo, se debe dividir por 336 las bases de cotización durante los 288 meses anteriores al mes previo de la jubilación. Esto supone un cálculo de los últimos 24 años cotizados.