¿Qué es la Ley Helms-Burton y cómo afecta a empresas del Ejército cubano?

Donald Trump firma decreto Ley Helms-Burton
La ley permite reclamar propiedades que fueron confiscadas tras el ascenso de Fidel Castro al poder.

La Helms-Burton tendrá un impacto en la isla a través de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana.

El Departamento de Estado norteamericano anunció que ciudadanos estadounidenses podrán demandar a empresas y otras entidades cubanas que estén controladas por el Ejército cubano en una ampliación de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana.

Cuba
El listado formulado por EEUU recoge 205 entidades operadas por el ejército cubano.

La decisión, anunciada en un comunicado oficial, está amparada por la Ley Helms-Burton, cuyo título III permite reclamar ante cortes de EEUU propiedades que fueron confiscadas tras el ascenso de Fidel Castro al poder. Este artículo en concreto fue objeto de una querella presentada hace 22 años por la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio, y Washington accedió a suspenderlo a cambio de paralizar el trámite judicial.

Lo que anunció el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, es una excepción concreta a la suspensión del artículo III, especificando que “el derecho a emprender acciones legales contra una entidad o sub-entidad cubana identificada por su nombre” en la mencionada lista de entidades restringidas deja de estar suspendido, y en consecuencia se puede ejercer.

“La lista restringida de Cuba identifica entidades y sub-entidades controladas por militares y servicios de inteligencia o seguridad cubanos. Estos servicios de seguridad son directamente responsables de la represión del pueblo cubano. Animamos a cualquier persona que hace negocios en Cuba a reconsiderar si están traficando con bienes decomisados y si están siendo cómplices de la dictadura cubana”, explica la nota del Departamento de Estado.

Por su parte, las reacciones desde el lado cubano fueron prácticamente inmediatas. “La Helms-Burton es absurda, una ley ilegal. No se puede legislar contra el mundo, ni desconocer la soberanía de cada país. Cuba es una nación independiente y soberana que respeta y exige respeto. Señores imperialistas, aprendan de una vez: la dignidad es invencible”, escribió el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter.   

Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, ha expresado su enérgico rechazo al anuncio del Departamento de Estado de EE.UU., y lo ha señalado como “un acto hostil e irresponsable”, orientado a “recrudecer el bloqueo y asfixiar la economía cubana”.

El listado de entidades restringidas fue actualizado por última vez por el Ejecutivo en noviembre de 2018, y desde entonces recoge 205 entidades, entre las que se encuentran indistintamente instituciones como el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias o la compañía hostelera local Gaviota, junto a establecimientos hoteleros como el Meliá Marina Varadero.

En Cuba son numerosos los hoteles que pertenecen a empresas controladas por las Fuerzas Armadas y operados en régimen de empresa mixta por entidades extranjeras.

 

Macroproyecto turístico en Cuba con una inversión de 3.500 millones