Las millonarias ganancias que aún generan las clásicas series de TV

La rentabilidad de algunas series de televisión sigue creciendo a pesar de que dejaron de grabarse hace años.
La rentabilidad de algunas series de televisión sigue creciendo a pesar de que dejaron de grabarse hace años.

Series de televisión como Friends o Seinfeld siguen generando importantes ganancias a pesar de que dejaron de grabarse hace años.

Two and a Half Men es una de las que ofrece más rentabilidad, junto a Friends, CSI o sex and the City.
Two and a Half Men es una de las que ofrece más rentabilidad, junto a Friends, CSI o sex and the City.

Una de las comedias de televisión más vistas en la televisión de Estados Unidos, The Big Bang Theory, llegará a su fin el próximo mayo. Después de 12 temporadas, Warner Bros dejará de producir nuevos episodios, pero eso no significa que vaya a desaparecer de la pequeña pantalla.

Desde su estreno en 2007, el programa ha generado ganancias cercanas a los 1.500 millones de dólares, solo por sus repeticiones en el mercado local. Y sus protagonistas, según Forbes, ganan 1 millón de dólares por cada episodio, más un porcentaje de las ganancias del show.

Algo similar les ocurrió a los actores de Friends (1994-2004), que también ganaban 1 millón de dólares por episodio en las temporadas finales de la serie.

Esos gigantescos salarios se explican por el éxito de los programas que protagonizan, pero también por las millonarias ganancias que estos siguen generando después de llegar a su fin gracias a las reposiciones (reruns, en inglés).

Series que acabaron hace décadas siguen trasmitiéndose por televisión o en plataformas de contenidos online en todo el mundo. Es la vida después de la muerte que ha marcado el destino de conocidas series como SeinfeldLa Ley y el OrdenLos SimpsonsCSISex and the CityTwo and a Half MenFriends y muchas otras.

Aunque las reposiciones de las series generan grandes ingresos, en la actualidad  se han vuelto menos rentables por la fuerte competencia de plataformas como Netflix, Amazon Prime o Hulu.
Aunque las reposiciones de las series generan grandes ingresos, en la actualidad se han vuelto menos rentables por la fuerte competencia de plataformas como Netflix, Amazon Prime o Hulu.

En el caso de Seinfeld, según la prensa estadounidense, en 2013 había generado más de 3.000 millones de dólares para NBC solo en concepto de reposiciones.

¿Cuál fue la fórmula para lograr esos sueldos tan elevados? Negociación colectiva. O les pagaban lo mismo a todos o dejaban de hacer la serie. Es el mismo tipo de negociación que años después pusieron en práctica los actores de The Big Bang Theory o Modern Family.

A pesar de que no hay nuevos episodios de Friends desde hace 14 años, la serie sigue generando enormes ganancias por las reposiciones, tanto para Warner Bros como para el elenco protagonista.

Según informaba el diario USA Today en 2015, Warner Bros ingresa 1.000 millones de dólares al año gracias a esta serie, de los que 20 millones van a para los actores.

El gran negocio de The Big Bang Theory

En el caso de The Big Bang Theory, el show, que trata de unos amigos que son “genios” de la física y no tienen habilidades sociales, llegó a tener en promedio 18.6 millones de espectadores en Estados Unidos.

Su éxito le permitió ingresar 1.830 millones de dólares por anuncios publicitarios a CBS en 2016, según Kantar Media.

Además de estos ingresos, está el dinero que genera la sindicación a terceros, es decir, la venta de los derechos de repetición en todo el mundo.

Una característica singular de este show es que saltó a la fama junto antes de que se expandieran los servicios de streaming y por eso expertos del sector consideran que podría ser uno de los“últimos programas de televisión de su tipo”.

Menos lucrativo que antes

Aunque las reposiciones siguen generando ingresos, se han vuelto menos rentables de lo que fueron en el pasado, por la fuerte competencia de plataformas como NetflixAmazon Prime Hulu.

“En contra de muchas predicciones, la distribución a través de banda ancha no llegó a matar a la televisión, pero sí revolucionó cómo se llega a la audiencia”, escribió en un análisis Amanda D. Lotz, profesora de la Universidad de Michigan. “La gente ya no sigue las repeticiones de la misma manera en que lo hacía antes”.

Lo mismo opinan otros analistas que han visto cómo se desborda la oferta de programas. “Entre el streaming y el cable, hay simplemente demasiada TV”, escribió James Poniewozik, crítico de televisión del New York Times. “Probablemente habrá más de 500 series originales en 2018”, agregó.