Goodyear sale de Venezuela y Maduro expropia la fábrica en horas

Goodyear ha anunciado el cese de sus operaciones en Venezuela por las condiciones económicas que vive el país.
Goodyear ha anunciado el cese de sus operaciones en Venezuela por las condiciones económicas que vive el país.

La fábrica de neumáticos apenas llegaba al 10 por ciento de la capacidad instalada de producción

El Gobierno de Nicolás Maduro ha justificado la ocupación de la planta de neumáticos como una "medida de protección" para los trabajadores.
El Gobierno de Nicolás Maduro ha justificado la ocupación de la planta de neumáticos como una “medida de protección” para los trabajadores.

El fabricante de neumáticos Goodyear anunció el cese de sus operaciones en Venezuela y, posteriormente, el Gobierno de Nicolás Maduro tomó el control de las instalaciones.

En la comunicación que los empleados hicieron circular por las redes sociales, Goodyear confirmó que “nuestro objetivo era mantener las operaciones, pero las condiciones económicas y las sanciones impuestas por Estados Unidos lo han hecho imposible”.

El Gobierno venezolano anunció, a través de la televisora estatal, que ha puesto en marcha “todos los procedimientos para restablecer la operatividad y productividad de la planta”, ubicada en la zona industrial de Valencia, estado Carabobo.

El Gobierno de Maduro justificó la ocupación de la planta como una “medida de protección” para los 1.160 trabajadores del lugar y solicitó a la Fiscalía iniciar “una investigación penal contra los propietarios y responsables de la empresa CA Goodyear de Venezuela (GDV) para determinar su responsabilidad ante este hecho de sabotaje y boicot”.

No obstante, la compañía estadounidense de neumáticos informó que cumplieron con el pago de salarios y beneficios laborales de todos sus trabajadores, además harán entrega de un monto “adicional extraordinario” y darán 10 llantas a cada trabajador como parte de su indemnización.

La medida de ocupar las instalaciones de la fábrica por parte del Gobierno de Venezuela se suma a la lista de empresas internacionales que en el pasado han tomado el control. Tal es el caso que surgió en agosto contra el también fabricante de neumáticos Pirelli, que cerró su planta en el país por falta de materia prima tras 28 años de operaciones.

Otras trasnacionales como Smurfit KappaKellogg’s y Kimberley Clark también han abandonado a Venezuela en los últimos años.

Producción de Goodyear

Se conoció que hasta el pasado viernes, Goodyear fabricaba entre 1.000 y 2.000 neumáticos diarios, un promedio de apenas un 10 por ciento de su capacidad de producción. Una baja derivada a la escasez de todo tipo de materia prima.

Es importante resaltar que por esta escasez de repuestos y neumáticos, combinados con el alto costo de estos productos en el mercado negro, actualmente el país latinoamericano mantiene el 90 por ciento de la flota de transporte público parada, lo que dificultad la movilización de los ciudadanos de a pie.