EEUU financiará un programa de alimentos y agricultura en Cuba

Donald Trump ha promulgado una ley que financiará programas de alimentos y agricultura en Cuba por 867.000 millones de dólares.

A través de una nueva ley se dotará de 867.000 millones de dólares al proyecto, lo que representa una ventaja para los empresarios agrícolas estadounidenses interesados en Cuba”

El proyecto agrícola incluye a Cuba por primera vez en el Programa de Acceso al Mercado y el Programa de Desarrollo del Mercado Exterior.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgará una ley que financia programas de alimentos y agricultura en Cuba por 867.000 millones de dólares, en una gran victoria para los empresarios agrícolas estadounidenses que buscan promover sus productos en la isla.

La medida es la primera aprobada por el Congreso de Estados Unidos relacionada con Cuba en casi dos décadas y representa una victoria simbólica para el lobby que favorece la normalización de los lazos con La Habana, una política impulsada por el expresidente Barack Obama y que Trump hizo retroceder.

El proyecto agrícola aprobado la semana pasada incluye a Cuba por primera vez en el Programa de Acceso al Mercado y el Programa de Desarrollo del Mercado Exterior, que ayuda a agricultores estadounidenses a compensar costos en la comercialización en el extranjero aunque todavía no autoriza ventas a crédito.

“Ahora, podemos interactuar con más sectores de la sociedad cubana, incluidas cooperativas, agricultores y otros usuarios para hacer investigación y comercializar nuestros productos”, ha indicado el presidente de la Coalición Agrícola Estados Unidos-Cuba formada por más de 100 grupos Paul Johnson.

Los agricultores estadounidenses, que han vendido productos a Cuba por unos 6.000 millones de dólares desde 2000, buscan una normalización del comercio y obtener el permiso para vender alimentos a crédito con la esperanza aprovechar las compras anuales de alimentos de la isla por 2.000 millones de dólares.

El presidente de Engage Cuba, James Williams, una organización que trabaja para normalizar las relaciones con la isla, dijo que la medida es significativa por haber sido aprobada por un Congreso dominado por republicanos.