Banco Central de Brasil: El PIB caerá ante la huelga de camioneros

El Banco Central de Brasil señala una reducción de un punto porcentual en el PIB por las huelga de camioneros sufridas en el país.
El Banco Central de Brasil señala una reducción de un punto porcentual en el PIB por las huelga de camioneros sufridas en el país.

La institución ha realizado un informe donde asegura que las protestas han generado un retroceso en la producción y un incremento de la inflación.

La entidad financiera estima una inflación del 4,2 por ciento en 2018.
La entidad financiera estima una inflación del 4,2 por ciento en 2018.

El Banco Central de Brasil ha recortado este jueves su previsión de crecimiento del PIB del país latinoamericano en 2018 hasta el 1,6 por ciento como consecuencia de la huelga de camioneros que paralizó algunos sectores estratégicos en las pasadas semanas. En concreto, la autoridad monetaria ha rebajado un punto porcentual sus estimaciones desde el 2,6 por ciento, que fue la cifra que pronosticó en diciembre.

“La revisión está asociada con el cese de actividad al comienzo de año, la debilidad en los indicadores de confianza para las empresas y los consumidores y la posibilidad de impactos directos e indirectos como consecuencia de la paralización del sector del transporte de carga a finales de mayo”, ha destacado el informe del organismo.

El cambio refleja el profundo impacto de las protestas que se extendieron hasta los últimos días de mayo, cuando bloquearon autopistas y provocaron escasez de productos en todo el país.

La autoridad ha reconocido que no podrá estimar claramente el alcance de las consecuencias en la economía hasta que los indicadores económicos de mayo y los siguientes meses se publiquen. Pero los datos que ya se conocen sugieren un gran impacto sobre la producción y el comercio minorista, según el informe.

Las observaciones se hacen eco de la evaluación del banco en su última reunión de política monetaria, cuando dejó intactos los tipos de intereses en uno de sus puntos más bajos. De acuerdo con el acta de dicha reunión, la huelga ha contribuido a aumentar la incertidumbre.

El informe también señala que es probable que la inflación repunte en junio para luego disminuir en los meses siguientes ya que al ser la recuperación más lenta de lo esperado, impide un aumento de los precios.

En este sentido, el Banco Central ha pronosticado una inflación del 4,2 por ciento en 2018 y del 3,7 por ciento en 2019, dos cifras que han permanecido invariables desde la última estimación.